22 de septiembre de 2010
22.09.2010
Vivienda

El IMV invertirá 99,5 millones de euros en construir 1.006 VPO junto al campus

Sacará a concurso la construcción de las nueve promociones previstas a principios del año 2011

22.09.2010 | 07:00

El cercano final del proyecto de Soliva, que ha permitido construir más de 1.600 VPO en un nuevo barrio de la ciudad, va a enlazar con el comienzo del segundo gran proyecto de viviendas protegidas para la ciudad. El Ayuntamiento de Málaga está ultimando los trámites para contratar la construcción de 1.006 nuevas VPO junto a la ampliación del campus universitario, una inversión que rondará los 99,5 millones de euros.
El concejal de Vivienda, Diego Maldonado, explicó que ya cuentan con los nueve proyectos de edificios de VPO previstos, de los cuales han recibido la calificación administrativa de la Junta de Andalucía para ocho. El objetivo es disponer de todos los trámites previos terminados e iniciar la contratación de las obras a principios de 2011, de forma que los trabajos comiencen en la primavera del año próximo.
Este plan supone la construcción del último gran proyecto de VPO de la ciudad, a falta de que se apruebe el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para desbloquear nuevos suelos que se destinarán a vivienda protegida.
Estas 1.006 VPO se levantarán junto a la ampliación del campus universitario, ya cerca del Centro de Transportes de Mercancías (CTM) y con acceso desde la Autovía del Guadalhorce. Las viviendas se repartirán en nueve promociones, elaboradas por distintos arquitectos. De entre los proyectos destaca el encargado al premiado estudio holandés de arquitectura Mecanoo, con idea de disponer de un edificio de viviendas protegidas que fuera emblemático.
El Instituto Municipal de Vivienda (IMV) cuenta con una lista de casi 10.000 aspirantes para acceder a estas 1.006 viviendas protegidas, lo que supone una proporción levemente inferior de 10 peticiones por cada VPO ofertada y la mitad de lo que se registró para el sorteo de Soliva.
El concejal de Vivienda señaló que la adjudicación de las viviendas se realizará conforme se inicie la construcción de cada promoción y aclaró que se celebrará un sorteo por edificio, desechando el sistema del macrosorteo utilizado en otras ocasiones.
Mientras se avanza en los trámites administrativos, está en marcha la urbanización de la parcela donde irán las nuevas viviendas, con una superficie de 101.000 metros cuadrados. Los trabajos, contratados por 7 millones de euros, se encuentran muy avanzados y se han centrado en la instalación de la infraestructura y servicios. No obstante, estas obras no se darán por terminadas hasta que no se complete la construcción de los edificios, ya que la última fase de la urbanización irá paralela a las promociones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook