03 de diciembre de 2010
03.12.2010
Rincón cofrade

La venta de sillas y tribunas sostiene el 80% de la actividad de la Agrupación

La Semana Santa se autofinancia con los abonos, que reportan 1,2 millones de euros a las cofradías

03.12.2010 | 01:15
Los abonos de las sillas y las tribunas son la principal fuente de ingresos de la Agrupación.

La venta de sillas y tribunas sostiene el 80% de la actividad de la Agrupación de Cofradías cada año. La asamblea general aprobó ayer el presupuesto de 2011 (99 votos a favor, tres en contra y 22 en blanco), que prevé el ingreso de 1,5 millones de euros en las arcas agrupacionales, de los que 1,2 millones procederán de los abonos del recorrido oficial. Son cuentas que ponen de manifiesto que la Semana Santa se autofinancia, sin necesidad de recurrir a contribuciones de instituciones públicas, aunque el Ayuntamiento entrega una partida de 60.100 euros, que aún no ha hecho efectiva, por cierto.
La mayor parte de este dinero, algo más de un tercio, 575.000 euros, se lo reparten las cofradías que integran la entidad y que pasan por la Alameda y la calle Larios: 15.000 para cada cofradía con dos tronos y 10.000 para las que sólo tienen uno (Fusionadas percibe 25.000 euros, por cinco tronos). Cada hermandad destina esta cantidad, conocida como subvención, a costear los gastos de su salida procesional (flores, bandas, cera...) o las distintas actividades de su amplio catálogo de ocupaciones. Como es lógico, este dinero para unas cofradías significa mucho más que para otras, en sus respectivos balances económicos.
Cada corporación paga su salida penitencial, aunque la Agrupación invierte 398.700 euros en la organización general de la Semana Santa, que es una fuente de ingresos para la ciudad, y crea empleo en la contratación de personal para las procesiones (fundamentalmente acomodadores y vigilantes), en el montaje y desmontaje de las tribunas o en los portes. También en contratar seguros para los hombres de trono y en donativos para la Catedral, para sufragar los gastos de las estaciones de penitencia de las cofradías que entran en el templo.
La propia organización de la procesión del Resucitado, que corresponde a la Agrupación, se lleva 18.750 euros; y la celebración de los cultos, como el vía crucis del primer viernes de Cuaresma, las misas en San Julián o el montaje del altar del Corpus, 11.000 euros.
A la promoción y divulgación de la Semana Santa (cartel, pregón, edición de la revista La Saeta o concursos escolares) destinará 29.500 euros; 63.750 euros a gastos protocolarios; y 28.000 euros al nuevo Museo de la Semana Santa, en concreto al seguro, servicio de videovigilancia y mantenimiento, mientras que no ingresará nada por este capítulo, dado que la gestión es de la empresa Contraguía.
Del presupuesto también salen los sueldos de los empleados que trabajan en su sede, 35.000 euros. 72.000 servirán para pagar el crédito que pidió para construir la iglesia de Jesús Obrero, en La Palma, y que regaló al Obispado. Además, este año tendrá que invertir 109.575 euros, entre otras cosas, en la reparación de la Tribuna, a la que en septiembre le robaron 3 toneladas de hierro de su estructura, por lo que fueron detenidos tres personas.
Aunque son las cofradías, a título individual, las que se encargan de ello, la Agrupación también destina 17.500 euros a actuaciones de ayuda social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp