28 de mayo de 2011
28.05.2011
Caso Piscina

Manuel Díaz asegura que su imputación «le ha costado su carrera»

El concejal de Urbanismo declaró ayer como imputado rechazando todas las acusaciones que le imputan

28.05.2011 | 07:00
Manuel Díaz declaró ayer como imputado ante la jueza del número 14

El concejal de Urbanismo en funciones, Manuel Díaz y el empresario Augusto Parody comparecieron ayer como imputados en el juzgado de instrucción 14 en relación con el llamado ´caso piscina´, en el que el juzgado investiga un supuesto cohecho en la concesión de la piscina municipal de Puerto de la Torre. Tras finalizar la declaración de ambos la titular del juzgado levantó el secreto de sumario que pesaba sobre este caso.

En sus respuestas ante la jueza el concejal Manuel Díaz rechazó cualquier irregularidad en la concesión de la piscina del Puerto de la Torre, asegurando que el presunto itermediario, Enrique Vega, «no tuvo ninguna participación» en la concesión de la piscina, sino que posteriormente fue la unión temporal de empresas (Ute) que ganó el concurso la que «subcontrató algunos servicios, según supo La Opinión de Málaga en fuentes judiciales.

Más adelante aseguró que «no tiene constancia» de que el concesionario de la piscina Augusto Parody «favoreciera a Enrique Vega».
En relación al vehículo todoterreno que le compró a Augusto Parody se limitó a señalar que de todas las gestiones para la transferencia del mismo «se encargó el vendedor» aclarando que la transferencia se hizo un año después de la compra del vehículo porque este «tenía una reserva de dominio» y hubo que esperar a que se extinguiera para iniciar los trámites y poner el coche a su nombre.
Respecto a las obras que realizó en su domicilio particular rechazó la denuncia de que su coste se lo hayan regalado «ya que los ha pagado de su bolsillo», para lo que aportó documentación.

Las obras, según declaró Manuel Díaz, se iniciaron en marzo de 2010 y que para buscar a los trabajadores que se lo hicieran preguntó a varias personas «entre ellas a Enrique Vega» y que este le recomendó a unos trabajadores polacos « a los que contrató como autónomos» y desconociendo si habían sido trabajadores de Vega.

En su declaración de ayer ante el juzgado, el concejal aportó la documentación sobre las obras de su viviendas, en concreto: el contrato de la obra, el presupuesto de la misma, la regularización de los trabajadores, el alta como autónomos, las cantidades abonadas y las transferencias realizadas. En última instancia el concejal declaró que el hecho de que los operarios polacos hubiesen trabajado antes en la piscina de Ciudad Jardín «le ha costado su carrera política, impidiendo su candidatura en las listas de su partido».
También ayer declaró el empresario de la piscina Augusto Parody que negó que el que le vendiera un coche al concejal fue «en modo alguno para favorecerle en la gestión de la piscina». Afirmó también que Enrique Vega «no tuvo ninguna participación en la explotación de la piscina» y que el edil pagó 26.000 euros por el coche que le vendió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas