22 de enero de 2012
22.01.2012
Reportaje

Consejos fuera de control

La web 'Yomango' da pistas y reproduce técnicas precisas para los amantes de lo ajeno

22.01.2012 | 06:00
Portada del Libro Rojo editado por el movimiento.

«Yomango es una franquicia que montas donde quieras. El estilo es un proceso abierto. Crea herramientas, prototipos y dinámicas que fluyen y proliferan, que esperan ser reapropiadas y circular. Una marca que es de todo el mundo. Que va y viene. Y recuerda: Yomango, sólo en tu centro comercial». Esta es la tarjeta de presentación y el noveno mandamiento de un movimiento que circula a sus anchas por la red y por los centros comerciales españoles conjugando en primera persona el verbo de los mangantes.

Sus creadores, sus seguidores, no hablan de robos porque el robo «es la propiedad», pero utilizan la imagen de la actriz Winona Ryder por su pasado cleptómano. No es un movimiento nuevo. Tiene su propia referencia en Wikipedia y desde que nació en 2002 ha creado corrientes degenerativas a la inquietante original. Resumiendo en su idioma, Yomango sirve para yomangar con las técnicas y consejos que se comparten abiertamente. Incluso hay reglas. Yomango.org, una web puramente ideológica que se oculta en un dominio diferente, difunde un decálogo para seguir «un estilo de vida» y el denominado Libro Rojo, el catecismo de lo que verdaderamente debe ser un yomanguero. «Yomango es especie marca, una marca que no vende ni compra de nada y que se preocupa de que tú tampoco tengas que comprar casi nada: todo lo que está en las grandes superficies puede ser tuyo con Yomango», se explica en la sección Llena tu nevera gratis.

El Libro Rojo no tiene desperdicio. Editado con una calidad gráfica destacada y un peculiar sentido del humor, esta biblia ofrece 32 páginas con metódicos consejos para los amantes de lo ajeno. Lo firma un grupo que se autodenomina Sabotaje Contra el Capital Pasándoselo Pipa (SCCPP) y explica, por ejemplo, cómo deshacerse de los principales «enemigos del pueblo»: las alarmas. La de forma espiral, las tiras adhesivas o las magnéticas. No faltan los métodos para ocultar productos y las mejores técnicas de para evitar «los ojos del capitalismo», como llaman a las cámaras de seguridad. Hasta aquí, lo que podría ser literatura o un mero chiste.

Nada de eso. La marca Yomango se ha extendido como la pólvora y llega a infinidad de rincones más o menos escondidos. Uno de los más sorprendentes es Yomangoteam.com, una web orientada a la discusión de todo tipo de temas relacionados con los hurtos en establecimientos. Su índice general contabiliza más de 800 discusiones y foros tan especializados como Investigación y Desarrollo, Mi centro comercial favorito, Batallitas o ¡Me han pillado! El tema de debate estrella gira en torno a los pitas, esa otra forma de llamar al principal enemigo del pueblo y ese método tan de moda para deshacerse de él: los desalarmadores que utilizan las propias tiendas. Los usuarios de la web cuentan con todo lujo de detalles cómo consiguen sus propósitos o cómo son cazados por los vigilantes de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook