04 de marzo de 2012
04.03.2012
Entrevista a Serafina Castro

"Los niños superdotados se dan cuenta de que son diferentes"

04.03.2012 | 01:02
Serafina Castro es psicóloga.

Serafina Castro es psicóloga, profesora de la universidad de Málaga y vicepresidenta de la Asociación Malagueña para el Apoyo a las Altas Capacidades Intelectuales (ASA).

¿Qué conductas deben llamar la atención de los padres?
Uno de los aspectos que más llama la atención es el lenguaje precoz. Suelen hablar antes que los demás, la primera palabra incluso a los seis meses, una frase completa al año y conversaciones al año y medio. Ya cuando son más mayores y tienen seis, siete u ocho años hay que mantener conversaciones y observar el tipo de preguntas, la creatividad. Suelen ser niños que empiezan a leer solos. A los tres o cuatro años ya leen. Son inquietos, les gusta llevar muchas cosas a la vez.

¿Cuál es la importancia de que se detecte pronto?
Es fundamental que se les evalúe y se les detecte lo antes posible, así se podrá implicar la familia y ayudarlo a que haga actividades o tareas para él muy gratificantes. Si se determina a temprana edad es menos probable que tenga problemas, de lo contrario sí podría enfrentarse a conflictos de adaptación.

Las familias ven el sistema educativo como un problema.
El desarrollo del niño dependerá mucho del profesor y de que lleve a cabo la adaptación curricular. Son niños que requieren más atención. Los profesores muchas veces atienden a los que tienen déficit antes que a los de alta capacidad pero, en definitiva, son niños con necesidades educativas especiales. Parece como que está más asumido y, muchas veces, además no tienen la formación.

¿Qué es ser superdotado?
Hasta ahora se ha considerado según la teoría de Renzulli que es aquel niño que tiene un coeficiente intelectual (CI) igual o superior a 130, una alta creatividad y un alto rendimiento en la tarea, pero no estoy del todo de acuerdo. Para empezar hay que distinguir que el término alta capacidad engloba además de superdotados a las personas con talento simple, talento complejo o genio. Aunque sólo tengamos en cuenta la inteligencia medida en el ámbito psicométrico existe una diferencia considerable entre los niños con un CI de 130 y los de más de 200, comparable con lo que ocurre al otro lado de la curva normal. Ahora bien, es importante considerar que el 85% de los alumnos superdotados tienen un CI comprendido entre 130-145. Un genio tendría un CI superior a 160 ó 170. El talento simple es, por ejemplo, aquella persona que destaca en un área concreta y el complejo en varias (matemáticas, talento verbal).

¿Cuáles son los déficits a los que se enfrentan?
En España se les ha prestado muy poca atención. En Estados Unidos o los países nórdicos hay una pensión especializada para estos niños para que potencien su capacidad. Y en Alemania si el niño tiene una capacidad para estar en sexto lo está o sale de su clase para irse a la clase de Matemáticas de sexto. La educación es más flexible. Hay gente que piensa que no es bueno que esté con mayores, pero así se le limita.

Y usted como experta que piensa, ¿es positivo o negativo?
Depende de cada niño y de cada caso. Una veces es más positivo acelerarlo y otras es mejor la adaptación curricular, pero desde luego el sistema educativo tiene que ser más flexible.

¿Es una cuestión de genes?
Hay un componente genético pero también ambiental. Cuando un niño es superdotado los hermanos suelen serlo y también hay un alto porcentaje en la familia. Pero sin embargo, también influye el componente ambiental. Puede ser muy inteligente pero si no se fomenta esa capacidad se pierde. Hay maestros que dicen que nunca han tenido un alumno superdotado, es casi imposible, si el 2% de la población lo es. Las niñas suelen ocultar más sus altas capacidades porque para ellas es importante sentirse adaptadas socialmente. Estos niños se dan cuenta perfectamente de que son diferentes. Ellos se sienten diferentes y yo soy partidaria de no ocultarles que lo son. Pueden sufrir rechazo.

¿Con la edad adulta desaparecen los problemas?
No hay una regla fija. Se ve personas incluso fracasadas en lo que se refiere a nivel de estudios y otras que son brillantes. La mayoría de ellos se han ido fuera de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine