15 de marzo de 2012
15.03.2012
Economía

De la Torre destaca la solvencia económica del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Málaga debe dos millones de euros a proveedores y no se acogerá al plan de pago del Gobierno

15.03.2012 | 17:39

El Ayuntamiento de Málaga tiene pendientes de pago a proveedores un total de 493 facturas por un importe de 2.060.559 euros, que se abonarán dentro de "muy pocas semanas". Por ello, el alcalde, Francisco de la Torre, ha insistido este jueves, día en el que se cumple el plazo para informar al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de los importes adeudados hasta el 31 de diciembre de 2011, en que el Consistorio no necesita acogerse al plan aprobado por el Gobierno.

De la Torre, que ha comparecido en rueda de prensa con la concejala de Economía y Hacienda, María del Mar Martín, ha valorado las medidas del Gobierno por "la importancia que tienen para la economía española", pero ha precisado que, al ser las cifras del Ayuntamiento malagueño "muy moderadas", se resolverán "con nuestros propios recursos". Al respecto, ha destacado que este Consistorio sea "de los pocos que no tiene necesidad de acudir a estos créditos".

La facturas remitidas por la Intervención General del Ayuntamiento de Málaga al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas corresponden a 87 contratistas, de entre los más de 6.000 proveedores con los que trabaja anualmente el Ayuntamiento de Málaga.

Esas 493 facturas --38 del Ayuntamiento, 444 de organismos autónomos y 11 de empresas municipales-- suponen, según el regidor del PP, un 1,02 por ciento del total de las atendidas en 2011, que ascienden a 47.874. Además, los dos millones de euros representan un 0,49 por ciento del montante de pagos, que alcanzó los 419,67 millones.

El importe total pendiente supone un 0,24 por ciento del total del presupuesto consolidado de 2011, que ascendía a más de 874 millones de euros, y únicamente un 0,42 por ciento de los más de 480 millones que suman las compras de bienes corrientes y servicios e inversiones.

En cuanto a la distribución de estas obligaciones pendientes de sufragar, en torno a 530.000 euros (el 25 por ciento) se refieren al Ayuntamiento. Por su parte, aproximadamente 1,2 millones de euros (un 59 por ciento) corresponden a organismos autónomos, y cerca de 300.000 euros (un 14 por ciento), a empresas municipales.

Fundamentalmente, se trata de facturas que han tenido entrada a lo largo de 2011 (un 95 por ciento), mientras que un menor número, un cinco por ciento, corresponde a años anteriores.

Causas. En términos generales, son facturas en las que no se ha podido localizar al proveedor para abonarle la cuantía, el banco ha devuelto el pago, no han sido reclamadas o se han generado como consecuencia de gastos en conceptos de difícil previsión o de situaciones sobrevenidas que se han tenido que atender por ser de interés general.

En el caso del Ayuntamiento, se trata sobre todo de servicios recibidos en los últimos meses de 2011, que no han podido ser contabilizados. En los organismos se refieren a situaciones sobrevenidas que se han tenido que atender o a facturas que no han sido reclamadas, y, en cuanto a las empresas, hay recibos cuyo abono se efectuará conforme a un calendario de pago que estaba ya consensuado con los contratistas y otros que se encuentran sujetos a resolución judicial.

Según el alcalde, mediante el registro de facturas, que entró en funcionamiento el pasado mes de septiembre, se ha conseguido rebajar el plazo medio para abonar las facturas a las empresas suministradoras del Ayuntamiento hasta los 32,7 días, estando por debajo del plazo requerido por ley tanto para 2011 --situado en 50 días-- como para 2012 --en 40--.

Tras el traslado al Ministerio de Hacienda por parte de la Intervención General del listado con las certificaciones de las obligaciones pendientes de abonar generadas antes del 1 de enero de 2012, el Ayuntamiento le informará de los mecanismos que se van a disponer para cubrir estos pagos sin tener que concertar una operación financiera ni elaborar un plan de ajuste. Para ello, se ha establecido un plazo que finaliza el próximo día 31.

Esta relación de facturas serán sufragadas a partir de este mes de marzo, adelantándose, incluso, a la fecha establecida para el inicio del pago en las administraciones que sí se acojan al plan del Gobierno --desde mayo--.

Por otro lado, la Intervención General, en coordinación con el Centro Municipal de Informática (CEMI), ha habilitado un enlace para facilitar que los proveedores soliciten a través de la página web poder consultar su inclusión en el listado remitido al Ministerio de Hacienda.

Solvencia y seriedad. De la Torre ha indicado que "con este compromiso ejemplar" el Ayuntamiento demuestra "su solvencia y seriedad, no comprometiendo lo que no podemos pagar y haciendo, además, presupuestos creíbles y no inflados".

Más aún, ha destacado que se trata de un ejemplo de "solvencia, autoridad presupuestaria y calidad de gestión", al tiempo que ha dejado claro que "la forma más positiva que tiene una Corporación de colaborar en las políticas de empleo es pagar a proveedores porque si no lo hace, es una máquina de destrucción de empleo". "Tenemos que ser responsables", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine