18 de marzo de 2012
18.03.2012
Operación Elevado

Desmantelada una red que vendía potenciadores sexuales ilegales

La organización almacenaba el producto en locales de Torremolinos y Coín y los vendía por internet

18.03.2012 | 06:00
La policía ha intervenido más de 100.000 dosis.

La Policía Nacional ha desarticulado una red que fabricaba potenciadores sexuales ilegales sin ningún control médico o sanitario, para luego venderlos, distribuirlos internacionalmente a través de varias páginas web y que se almacenaban en localidades malagueñas.

La operación Elevado ha permitido la detención de ocho personas y la incautación de 110.000 dosis de supuestos anabolizantes y fármacos ilegales utilizados como potenciadores sexuales que podrían tener en el mercado un valor superior al millón de euros. Además, se han bloqueado numerosas cuentas bancarias y se han intervenido bienes inmuebles y vehículos valorados en 3,5 millones.

Los detenidos compraban en el extranjero las sustancias necesarias para la elaboración de estos estimulantes sexuales masculinos y femeninos. Los adquirían en países como Estados Unidos, Malasia, Reino Unido o Tailandia. Según la policía, recibían los productos a través de distintas empresas de paquetería y los almacenaban en tres locales que han sido desmantelado en las localidades malagueñas de Torremolinos y Coín donde fabricaban y preparaban los potenciadores.

La red distribuía los productos con la venta a través de distintas páginas web y utilizando distribuidores o proveedores en otros países, que también vendían los productos prohibidos a través de sus propias web.

Para dar una apariencia legal a estas actividades, los arrestados crearon un entramado mercantil con el fin de justificar los grandes ingresos obtenidos y adquirieron diversas propiedades en paraísos fiscales, según fuentes policiales. Los integrantes de la red contaban con un alto nivel de vida y adquirieron numerosos inmuebles, vehículos de alta gama y propiedades en el extranjero –algunas en paraísos fiscales como Panamá– para dificultar cualquier tipo de seguimiento patrimonial.

La red contaba con asesoramiento y participación tanto en España como en el exterior, pero además algunos de ellos tenían un gran conocimiento mercantil-financiero. La política empresarial que desarrollaban era muy agresiva, con una clara intencionalidad de expansión, procurando la adquisición de nuevos productos y contactando con otros miembros de la organización en el exterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine