09 de enero de 2014
09.01.2014
Polémica

Quejas por el supuesto trato preferencial a los jugadores del Málaga en el aeropuerto

El recinto habilita un arco de seguridad especial para evitar las protestas de los pasajeros

09.01.2014 | 05:00
Un control previo a la zona de embarques en el aeropuerto de Málaga.

Las quejas de los pasajeros que veían a la plantilla del Málaga CF pasar de largo en los controles previos a las zonas de embarque ante la manga ancha de los operarios obligaron al aeropuerto a abrir un arco de seguridad exclusivo para el equipo malagueño. Así lo reconocen fuentes internas del aeródromo, quienes señalan que la medida se tomó hace casi un año, en pleno auge europeo del club de Martiricos, para evitar las protestas de unos y las incómodas esperas de otros. Sin embargo, varias fuentes coinciden en que los controles que actualmente se hacen son un «auténtico paripé».

Así lo cree también un empleado del aeropuerto, que incluso ha formalizado una queja para denunciar los supuestos privilegios que disfruta el club en materia de seguridad antes de acceder a las zonas de embarque cuando viajan lejos de La Rosaleda. La reclamación escrita, formalizada en el propio aeropuerto y a la que ha tenido acceso este periódico, se registró el 19 de diciembre, día en el que el club embarcó con destino a Alicante para enfrentarse un día después al Elche CF en partido de liga.

En el formulario, el trabajador explica cómo la expedición fue tratada de «forma especial», ya que los miembros del equipo «no guardan cola» en el control que obligatoriamente tienen que pasar todos los pasajeros por el detector de metales. No obstante, la denuncia destaca que, a pasar de que todos los integrantes del equipo llevaban equipaje de mano, «ninguno pasa» por el arco de seguridad. Según la versión del empleado, que sólo pide «que todos los pasajeros sean tratados de igual forma», esta situación no es puntual y se repite en cada visita del equipo a la T-3 y a pesar de que el personal del aeropuerto activa un arco con dos operadores (escáner y arco) para uso exclusivo de la expedición malaguista.

En su página web, Aena señala que «todos los pasajeros» que acceden a las zonas de embarque «han de pasar un control de seguridad atravesando un arco detector de metales y pasando su equipaje de mano y el resto de los objetos que lleven consigo (abrigos, chaquetas, móviles, llaves) por un equipo de rayos X. Además, los pasajeros podrán ser sometidos a inspecciones manuales aleatorias continuas». Sobre los equipajes de mano, Aena añade que la normativa exige su inspección «antes de acceder a la zona restringida de seguridad o a bordo de la aeronave».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp