28 de julio de 2014
28.07.2014
Nuevo San Andrés

Mirada al bulevar de San Andrés

Cuatro meses han pasado desde su inauguración y apenas un tercio del proyecto está ejecutado

28.07.2014 | 05:00
Vistas a la entrada que conecta con el bulevar. Esta obra ha mejorado la infraestructura de Nuevo San Andrés.

Aparecen las primeras deficiencias en uno de los proyectos estrella de la actual legislatura. Las obras supusieron un gasto de 12,5 millones de euros para las arcas municipales.

­Durante demasiados años, los vecinos de Nuevo San Andrés vieron como las vías del tren se levantaban en forma de muro de contención que les aislaba de la ciudad. El soterramiento de las mismas fue el primer paso para cambiar la realidad de un barrio históricamente estigmatizado. San Andrés nunca se ha caracterizado por ser una zona privilegiada. La desaparición de las vías en superficie dio paso a la suciedad. Un descampado de tierra y matojos se convirtió en el vertedero improvisado de la zona.

Han pasado ya unos cuatro meses desde que se inauguró el bulevar que estaba destinado a tapar esta mancha negra en el mapa arquitectónico de Málaga. Un presupuesto de 12,5 millones de euros para el proyecto estrella de esta legislatura han servido para suturar una cicatriz histórica que mantenía dividida en dos a la zona Oeste. El precio de las obras realizadas por las constructoras Vera, Detea y Lasor puede parecer justo si hubiera incluido la realización del proyecto inicialmente presentado por el consorcio. Preveía una infraestructura totalmente nueva para la zona que rodea lo que ahora es el bulevar.

Las diferentes fases de ejecución previstas han pasado al baúl de los recuerdos. Si ha sido o no un sablazo urbanístico les importa poco a los vecinos de Nuevo San Andrés. Al final, el bulevar se resume en unos 600 metros de vía en doble sentido, dividida por una zona verde con árboles y bancos, que invitan a relajarse y ver el tiempo pasar. Si hay una persona en San Andrés que conoce bien la historia de su barrio es Teresa Retamero. Toda una vida de lucha constante para mejorar unas de las zonas históricamente más olvidadas de Málaga. Mujer de carácter fuerte, preside con mano de hierro la asociación de vecinos de Nuevo San Andrés. Desde hace más de veinte años. «Me llaman la eterna», presume con esa particularidad tan española de sacar pecho de ocupar un cargo casi eternamente. «Los vecinos me votan», apostilla. «Lo que diga Teresa», afirman los trabajadores que la acompañan en la cooperativa del barrio que se encarga del reparto solidario de alimentos. En un barrio que se hizo tristemente famoso a nivel nacional por tener una tasa de paro del 90%, sobran los estómagos hambrientos.

Bulevar, pasado y actualidad Primero, por ese muro que protegía a los vecinos de las vías del tren en los años 70. Luego, por el soterramiento de las mismas en el 2006. Ahora, con el nuevo bulevar, esa zona siempre ha sido la arteria principal por la que se ha canalizado el anhelo de mejora de un barrio entero. Es indudable que el bulevar ha mejorado mucho la imagen de San Andrés. Lo nuevo resalta fácilmente en un entorno con lustre a pasado. Mención especial merecen los espectaculares grafitis que decoran las fachadas de los edificios que están situados en el bulevar. Jóvenes malagueños han plasmado su arte en las grises paredes sin pedir nada a cambio. Pero no es menos cierto que el bulevar, apenas cuatro meses después de su inauguración, presenta una serie de deficiencias que ya han provocado la queja de muchos vecinos. Hay papeleras volcadas y el suelo está lleno de latas y botellas vacías. Por ello, reclaman una mejora en la recogida de la basura. Una de las principales demandas es la colocación de badenes para evitar que los coches se tomen las largas rectas como invitación para acelerar sin miramientos. «Para mejorar la seguridad del bulevar, exigimos que se coloquen unos badenes», reivindica Teresa. Falta mucho por hacer. El tramo que debe enlazar a Juan XXIII con el bulevar está construido. Pero depende del Ministerio de Fomento. Teresa seguirá luchando para mejorar su barrio día a día. Nuevo San Andrés es un nido de votos y ella lleva 20 años siendo su voz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp