17 de noviembre de 2014
17.11.2014
Servicios de limpieza

El PSOE desvela que la factura de Limasa crece un 70% desde 2002

La revisión de precios, que ha subido un 42%, junto a otros factores como los beneficios, la ayuda técnica o el IVA conforman la factura final

17.11.2014 | 05:00
Operarios de Limasa adecentan una playa de la ciudad.

Critican que el alcalde no haya renegociado el contrato en este punto, tal como han hechos otros ayuntamientos.

El servicio de limpieza de Málaga, que presta la empresa Limasa, es uno de los más caros del país. En este año 2014, la factura a pagar será de 86 millones de euros. Esta cantidad es el resultado de la aplicación de la revisión anual de precios que está prevista en el contrato.

Esta revisión anual de precios, unida a otros costes y gastos impositivos, ha supuesto que la factura de Limasa en los once años de vigencia del contrato se haya incrementado un 70%, según denuncia el PSOE a partir de los datos de las certificaciones que han verificado. Quiere ello decir que la limpieza de las calles, la recogida de basuras o el tratamiento de los residuos la pagan los malagueños un 72% más caro que en mayo de 2002, fecha en que se aplicó la primera revisión de precios. Supone que cada año ha aumentado un 6,36% de media, muy por encima de la subida de los IPC de estos años anteriores.

Revisión Este 70 por ciento tiene un desglose detallado que permite conocer, según esos datos del PSOE, que la revisión de precios como tal ha tenido un incremento de un 42,49%, mientras que el resto de la factura la componen el pago del IVA (que se aplica con un 8 ó un 18% según el tipo de servicios), los costes financieros los gastos generales y un 2% de beneficio más otro 2,5% de asistencia técnica.

La revisión de precios, tal como está estipulada en el contrato de Limasa, no está sujeta, como la mayoría de los contratos que adjudica el Ayuntamiento, a lo que señale el Índice de Precios al Consumo (IPC) de cada año. En el caso del contrato de Limasa la revisión de precios se actualiza cada año según una compleja fórmula polinómica que tiene en cuenta distintas variables como los gastos de personal, de combustible, la amortización y financiación de las inversiones y también el IPC.

La fórmula garantiza que cada año la revisión será al alza y tendrá un incremento respecto al año anterior.

El incremento total de la factura en un 70 por ciento supone también más del doble que la subida del IPC en el mismo periodo de años. Según el Instituto Nacional de Estadística, la variación al alza del IPC entre mayo de 2002 y diciembre de 2013 fue de un 32,6 por ciento.

El PSOE lamenta cómo la empresa, y especialmente los privados, ha visto incrementadas sus condiciones en la revisión de precios en los últimos doce años, «sin que el alcalde haya hecho nada para negociar a la baja o negociar su congelación», señaló la concejala Begoña Medina.

La socialista recordó que ha habido otros ayuntamientos «que han estado revisando a la baja los contratos con empresas de servicios por la crisis, pero en cambio este ayuntamiento no ha tenido ninguna voluntad de dicha negociación».

Por contra, considera «ridículo» la sola renuncia de los beneficios en estos dos últimos años. Esto es así porque el alcalde, Francisco de la Torre, ha tenido «como única preocupación asegurar los beneficios empresariales a costa del recorte de derechos y del despido de los trabajadores, mientras son los malagueños los que pagan esta situación con unas calles cada vez más sucias». Mientras, afirma, «los recortes que se han ido produciendo en estos dos años, se han enjugado atacando a la parte mas débil, los trabajadores, sin importarle lo más mínimo».

El PSOE insiste en este contexto en la idea de la municipalización de la empresa, «que nos habría ahorrado muchos millones de euros; millones que se destinarían a la creación de empleo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook