09 de febrero de 2017
09.02.2017
Medio Ambiente

Urbanismo sancionará a Málaga Ahora por analizar la contaminación de Repsol

El expediente es por hacer catas sin pedir permiso para ello - Para el grupo la infracción es del Ayuntamiento por tener abierto un suelo contaminado

09.02.2017 | 05:00
López de Uralde ayer en los suelos de Repsol con concejalas y asesores de Málaga Ahora.

El Ayuntamiento de Málaga responde con medidas administrativas a la denuncia política del grupo municipal Málaga Ahora, que la semana pasada señaló al equipo de gobierno como responsable «por inoperancia» de la contaminación que, según las catas que realizaron, se mantiene en los suelos de Repsol.

La Gerencia de Urbanismo ha abierto un expediente informativo para comprobar si el grupo Málaga Ahora realizó las catas en los suelos de Repsol sin solicitar ni recibir licencia para ello, según reconoció el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares.

Cuando compruebe que la formación Málaga Ahora no solicitó el permiso correspondiente, tal como confirmó su portavoz Ysabel Torralbo, se le abrirá un expediente sancionador que acarreará la exigencia del pago de la tasa correspondiente y una sanción.

La indignación fue grande en el seno del grupo al conocer la noticia. La indignación la canalizó su portavoz, Ysabel Torralbo, que devolvió el golpe afirmando que «si con esto piensan meternos miedo, no nos conocen».

Torralbo señaló que un expediente semejante no tiene sentido viniendo de ellos, «que son los únicos irresponsables de la contaminación de ese suelo». «Son ellos lo que tendrían que multarse con severidad por mantener abierto a todos los ciudadanos unos terrenos donde hay riesgo cierto de contaminación».

Sus declaraciones se producían tras la visita a la zona de las concejalas del grupo con Juan López de Uralde, diputado por Unidos Podemos, que apoya la reivindicación por un bosque urbano y ha estudiado los resultados de las catas del terreno y el informe del catedrático de la UMA Miguel Ángel Quesada, «que demuestran que el suelo aún sigue contaminado». Uralde coincidió con Quesada en que la manera más económica y menos arriesgada de descontaminar los terrenos es la fitorremediación (el uso de plantas), lo que supondría un primer paso para el bosque urbano: «En una zona tan densamente poblada hace falta un pulmón verde», señaló Uralde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp