24 de junio de 2017
24.06.2017
Municipal

El PSOE declara la guerra a las freidoras y eventos culinarios en el Ayuntamiento

Lleva una moción para regular las actividades permitidas en el Consistorio, un BIC

24.06.2017 | 05:00
Imagen de la Casona del Parque, que el PSOE quiere proteger al ser un BIC.

Los socialistas dicen que la obra de la matrona de Palma García conoce bien "los vapores del aceite"

El PSOE llevará a la Comisión de Economía del lunes una moción en la que pide que se elabore una normativa que regule las actividades de la Casa Consistorial malagueña, una regulación consensuada por todos los grupos antes de finalizar el año a fin de preservar un edificio único, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), trufado de elementos arquitectónicos, esculturas y pinturas de gran valor artístico. Se trata, dice la portavoz socialista, de «dignificar sus instalaciones» y de evitar que eventos en los que se sirva comida elaborada en «improvisadas cocinas» puedan dañar nuestro patrimonio histórico, con especial atención a las freidoras.

El grupo socialista denuncia que, como es costumbre, este BIC ha acogido de nuevo una actividad en la que se ofrecía comida, «pese a que no existen dependencias para la elaboración de la misma, ya que no cuenta con cocina. Como improvisada cocina, en otras ocasiones, se ha usado el balcón del Salón de los Espejos», un balcón, por cierto, con columnas jónicas pareadas y coronadas por un frontón triangular en cuyo tímpano se ubica un altorrelieve, obra de Francisco Palma García, que representa a una matrona, símbolo de la ciudad, rodeada de figuras que alegorizan las principales actividades económicas de Málaga. «Esta obra ya conoce bien los vapores del aceite».

En la última actividad, se compuso una cocina en la puerta de entrada de la calle Roma, «equipada con todos los útiles y maquinaria necesaria para la elaboración del menú que se sirvió en el Patio de Banderas». Esta actuación no es aceptable, dice el PSOE, en un edificio BIC, puesto que la ley de Patrimonio Histórico de Andalucía establece que los propietarios de estos bienes «tienen el deber de conservarlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores».

La conservación y debida custodia del BIC que es nuestro Ayuntamiento «no parece ejercerse correctamente o con las cautelas necesarias cuando se permiten usos de restauración y preparación de alimentos, incluyendo freidoras, en los salones del Consistorio, lo cual pudiera deteriorar el estado del inmueble, sus pinturas o cualquiera de los 59 bienes muebles incluidos en la declaración del BIC».

El Ayuntamiento es BIC desde enero de 2010, con una protección que se extiende a los jardines de Pedro Luis Alonso, obra de Guerrero-Strachan, coautor del Consistorio, y que actúan como cierre de la manzana y del proyecto racionalista llevado a cabo en la ciudad a mediados del siglo XIX. El edificio, de estilo neobarroco con detalles modernistas, es también obra del arquitecto Manuel Rivera Vera y fue inaugurado en 1919 por el entonces alcalde, Manuel Romero Raggio. Luego, se levantaron la Casa de Correos (1923) y el Banco de España (1936). El inmueble se levanta sobre los terrenos ganados al mar en el Paseo del Parque.

En el edificio hay obras de singular valor, como el altorrelieve de Francisco Palma García o, del mismo autor, las figuras de los heraldos de los distintos reinos de España que coronan los remates del edificio. El reloj de la torre, por ejemplo, es de la misma época en la que se construyó el edificio, realizado en la casa de Moisés Díaz, de Palencia. La escalera de la entrada, de tipo imperial y con balaustrada de mármol, se ilumina por tres lucernarios translúcidos y cinco vidrieras de notable valor artísticas, realizadas por la firma Maumejean de París, en las que se evocan escenas históricas como la fundación de Málaga por los fenicios, entre otras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp