24 de diciembre de 2017
24.12.2017
Los desayunos de La Opinión

Las empresas familiares, a debate

Representantes de negocios de diversos sectores, muchos de ellos con varias generaciones de continuidad, se citaron en La Opinión de Málaga para abordar la realidad que les rodea

25.12.2017 | 22:33
Foto de familia de todos los participantes del foro sobre empresas familiares celebrado de manera conjunta entre La Opinión de Málaga y el Instituto Internacional San Telmo.

El tejido empresarial de Málaga está compuesto casi en su totalidad por pymes de origen familiar, un sector que merece especial atención y atiende a unas características singulares. La Opinión de Málaga y el instituto internacional san telmo organizan un encuentro para hablar de esta y otras muchas cosas que les conciernen.

El 80 por ciento de las empresas de la provincia de Málaga son familiares, un tejido empresarial dominado por un perfil muy definido y que comparte fortalezas y debilidades en cualquiera de los sectores que participa. Ante esta realidad, La Opinión de Málaga celebró hace unos días junto con el Instituto Internacional San Telmo un foro en el que participaron diversas empresas familiares para abordar cuestiones relacionadas con las diferencias entre las generaciones que trabajan de manera conjunta, el papel de la mujer o las características que definen este tipo de empresa.

En concreto participaron representantes de las empresas Copyrap, Bodegas Ordóñez, complejo CHIP, Navarro Hermanos, Top Digital, Payresa y Clínica Gross.

El primer punto que abordaron en este encuentro fueron las debilidades y fortalezas de las empresas familiares. La representante de Navarro Hermanos, Manoli Navarro, expuso que una de las características que les define es que «estamos todos a una». Una cualidad que les ha ayudado a superar momentos difíciles como la crisis del inicio de los 90 o la de los últimos años.Sin embargo, en lo que respecta a las debilidades todos encaminaron sus discursos hacia la sucesión. La incertidumbre de qué va a suceder es una cuestión que compartieron todos los presentes. « Somos empresas con alma y eso es una fortaleza. Se constituyen con una continuidad pero preocupa la sucesión porque queremos transmitirla», explicó Jesús Burgos, representante de CHIP.

Ante los posibles problemas que se pueden generar en una familia que cuenta con un negocio e incluso en aquellas en las que la familia política forman parte del entramado empresarial, los participantes lo tenían claro: Nada de formar parte de los consejos pertinentes. Una cuestión que iba ligada a cómo hacer para que no se generen más problemas de los que la propia empresa pueda traer consigo. «Tener un modelo fiscalmente coherente o a nivel de renta, con un sueldo justificado no genera problemas», resumió Santiago Lucas de Top Digital. Una postura que, a pesar de ser compartida, no siempre es posible ante la tesitura económica que puede presentar la empresa y que algunos presentes expusieron al hablar en primera persona sobre las circunstancias que había en torno a su negocio una vez que entran en ella.

Convivencia entre generaciones

Son muchas las empresas que trabajan en su día a día con dos generaciones de la mano. Aquella que tras su andadura le pasa de manera pausada el testigo a las nuevas generaciones, una relación que si no se sabe gestionar puede tambalear los cimientos de la empresa.


Las nuevas generaciones están más formadas, pisan con fuerza y tienen sed de cambiar las cosas de manera rápida. Sin embargo, la sabiduría del que lleva años al mando y experiencia genera el equilibrio idóneo para no cometer más errores de los necesarios.

La formación es uno de los aspectos que se abordó en este punto. Los nuevos empresarios cuentan con una formación que hace unos años era inexistentes, sin embargo, de poco sirve si no se recicla de manera constante. «Las nuevas generaciones están muy formadas pero deber ser algo continuo. Una formación no vale más de cinco o seis años, es algo muy cambiante por la rapidez con la que cambia el mundo», aclaró Burgos.

El profesor del Instituto Internacional San Telmo Eduardo Olaya aclaró que sí están más formadas pero también son más competitivas que las anteriores. «Se une experiencia e iniciativa. Si la tensión entre ambas generaciones se maneja bien puede ser muy positivo», declaró.

Subrogar los problemas o afrontarlos es otra de las variables que se generó a raíz del debate de la convivencia entre dos o más generaciones. Una idea en la que coincidieron todos los participantes: Afrontar los problemas siempre ayuda a que no crezcan más y tener los riesgos controlados también ofrece un plus.

En este punto, salió a la mesa la compleja cuestión de delegar y dejar muy claro las diferencias y funciones entre la persona que coordina y aquella a la que le pertenece.

El representante de Copyrap, Juan de Dios Carvallo, explicó lo difícil que había sido en su caso tomar esa decisión, sin embargo, parar había sido la clave del crecimiento y la expansión de su empresa a raíz de la crisis en el año 2012. También abordaron algunas cuestiones relacionadas con la profesionalización de la empresa y si contaban con un protocolo familiar dentro de la mima. «En la mía no hay protocolo familia. La principal empresa es patrimonial y el resto está en vía de tener un protocolo», informó el representante de Payresa, Carlos Jiménez.

El papel de la mujer en las empresas familiares

Manoli Navarro, de Navarro Hermanos, era la primera en explicar cómo al inicio de su trayectoria profesional en la empresa hace 30 años la miraban diferente al resto. Un sector en el que predominaban los hombres que poco a poco se ha acostumbrado a ver mujeres gracias a la incorporación de la mujer al trabajo. Y es que en muchos sectores, la inclusión de la mujer está normalizada por completo. Es el caso de la Clínica Gross, como afirmó Gonzalo Gross, o en el complejo CHIP donde la mujer está presente en puestos de responsabilidad y de menor escala. En el caso de Guillermo Martín, de Bodegas Ordóñez, explicó como trabaja con mujeres en su día a día y los beneficios que reporta gracias a la capacidad resolutiva y de visión global que tienen. Aun así, todavía hay sectores en los que es más difícil su inclusión y así lo reconoció Jiménez, de la empresa Payresa, al referirse al sector de la construcción.

En esa misma línea, los participantes abordaron la necesidad de que las mujeres conquisten aún más los puestos de responsabilidad. En la actualidad son ellos los que dominan este tipo de cargos y los asistentes compartieron la idea de que sería beneficioso que hubiera más mujeres en los cargos de toma de decisiones.

Los expertos


Guillermo Martín
Director técnico de Bodegas Ordóñez

«Las mujeres tienen una gran capacidad de dirigir. Cuentan con una perspectiva global».


Eduardo Olaya
Profesor del Instituto San Telmo

«Es esencial saber gestionar y ser buenos accionistas dentro de la empresa familiar».

Manoli Navarro
Marketing de Navarro Hermanos

«El maestro lo tenemos dentro y las segunda generaciones son más rápidas y agresivas».


Santiago Lucas
Consejero delegado de Top Digital

«Garantizar un nivel de renta que no genere conflictos es importante para la empresa».

Carlos Jiménez
Gerente de la empresa Payresa

«El afán de continuidad es una de las características que presenta este tipo de empresa».


Arancha Loriente
Directora de actividades del Instituto San Telmo

Cuando salió a debate el papel de la mujer en la empresa familiar Araca aseguró que en los programas formativos que ofrece San Telmo la presencia de la mujer continúa «siendo escasa», algo que esperan que cambie poco a poco.

Juan de Dios Carvallo
Gerente de Copyrap

«Detenerse para crecer cuesta mucho. Yo lo hice con la crisis en 2012 y es cuando más he crecido».


Rafael Ollero
Profesor del Instituto San Telmo

Este profesor es una de las personas que vio nacer San Telmol y dirige la sede de Málaga.

Jesús Burgos
Gerente del complejo sanitario CHIP

«La preocupación es una fortaleza porque queremos que haya continuidad. Nos preocupa qué va a pasar».



María Lucas
Coordinadora TTPP de Top Digital

Pertenece a la cuarta generación de este gigante malagueño y aborda el sector de la telefonía.



Gonzalo Gross
Gerente de la Clínica Gross

«Mi consejo para la gestión de una empresa familiar es contar hasta diez. Respirar. Tener constancia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine