24 de marzo de 2018
24.03.2018

Elecciones en el Real Club Mediterráneo

Este sábado se celebran elecciones para el nuevo equipo directivo del club. Entrevistamos a los dos candidatos: José Agustín Gómez-Raggio, y Eduardo Cestino

24.03.2018 | 05:00

Hoy se celebran la elecciones para el nuevo equipo directivo del club deportivo y social más antiguo de Málaga, el Club Mediterráneo. Los candidatos a presidente en esta ocasión son dos excargos ya conocidos por los socios. El expresidente y abogado de profesión José Agustín Gómez-Raggio, y Eduardo Cestino, exvicepresidente del club e ingeniero agrónomo jubilado. De este modo alrededor de unos 4.000 socios están citados a ejercer su voto entre las 10.00 horas y las 20.00 horas de hoy. Ambos candidatos resumen en estas entrevistas sus propuestas sociales, deportivas y de organización del club.

José Agustín Gómez-Raggio: "Los socios deben ser el eje del club y también más mujeres directivas"

El equipo de Gómez-Raggio está compuesto por 20 personas, 8 mujeres y 12 hombres y deportistas muy reconocidos a nivel nacional

José Agustín Gómez-Raggio es abogado de profesión y ya ejerció como presidente del Real Club Mediterráneo (2010-15) , al igual que su padre. Junto a él, en esta futura travesía, si es elegido, le acompañarán 8 mujeres y 12 hombres, con una media de edad que ronda los 46 años. Buena parte de la candidatura la componen deportistas que han conquistado numerosos campeonatos de España en ámbitos como el remo, vela y natación. Se unen, en este equipo, la juventud y la experiencia, según destaca Gómez- Raggio, que serán el cóctel perfecto para dirigir el club. La elección de estas ocho mujeres para su grupo ha sido una de las motivaciones de Raggio, ya que considera que «no existe representación femenina en el club» y es «muy necesaria».

¿Cuáles son las propuestas que pondrá en marcha si es presidente?
Para mí hay una propuesta esencial entre otras muchas que tenemos, la cuestión de la comunicación entre el Club Mediterráneo y los socios. Propongo que haya más comunicación entre la junta directiva y los socios, creando, en primer lugar más asambleas de las que ahora se proponen y que en ellas se debata todo acerca del club. Sería idóneo hablar con ellos una vez al trimestre por lo menos, preguntarles cómo es su estancia allí y qué cosas consideran que deberían mejorar. Queremos tener también más contacto con los vecinos de la zona, solventar los problemas de concesión del espacio de la sede, que finalizará oficialmente en el 2027, y construir las instalaciones de nuestra dársena deportiva.

¿Cuáles son los aspectos que considera que deben mejorar en el Club Mediterráneo?
Pues alguna de las cuestiones anteriores. La comunicación es un gran problema, tanto con los socios como con los vecinos de la zona. Antes pertenecíamos a la Asociación de Vecinos de la Malagueta y ya no. También me parece muy importante la falta de presencia femenina en la junta directiva del club. Por eso mismo quise incluir en el grupo a grandes mujeres como Mari Paz Grillo, que es cinco veces campeona de España de natación. Quería incluir a mujeres porque espero que el club tenga algún día una presidenta. También considero un problema el tema de la concesión de la parcela. No se habla mucho de ello pero sólo nos quedan nueve años para solventarlo y cuanto antes empecemos, mejor.

¿Qué diferencia su programa del de la otra candidatura?
Pues hay muchas cosas buenas tanto en su propuesta como en su persona. Es una persona muy querida en el club. Sin embargo, sí que es cierto que puede haber diferencias entre él y yo, pero para nada serían negativas. Eduardo y yo nos conocemos, nos llevamos bien y la verdad es que esto tampoco es una lucha. Sea elegido el que sea, seguro que es positivo para el club, que es lo realmente importante. Trabajaremos en conjunto sea elegido uno u otro.

¿Cuál cree que es la principal diferencia entre usted y Cestino como posible presidente en el club?
Hay una diferencia muy palpable. Eduardo de alguna forma representa más lo que podríamos llamar el club social. Su equipo se puede decir que se centra mucho más en reforzar la parte social del club, algo que también es muy positivo. Sin embargo, nuestro equipo considera que no debemos hacer inversiones en el club social ahora mismo hasta que no se resuelva la situación, como he comentado antes, de los terrenos que ocupamos. Si invertimos ahora dinero para la mejora de instalaciones teniendo un límite temporal en ese espacio, nos parece que es tirar el dinero porque podrían no renovarnos la concesión.


Eduardo Cestino: "El club es una familia y nosotros queremos darles mayor espacio"

La candidatura de Cestino la componen 16 personas cuyo objetivo principal es ante todo el bienestar de los socios del club

Eduardo Cestino es un ingeniero agrónomo jubilado, hijo de socios del club y exvicepresidente de la entidad. Se ha pasado media vida practicando deporte. En su caso, dirigirá un equipo formado por 16 personas que, al igual que él, formaron parte del anterior equipo directivo del Club Mediterráneo. Este heterogéneo grupo se define como un equipo «de personas normales sin ser superiores ni salvadores de la humanidad». Asimismo, Cestino señala que desde el que podría ser el futuro equipo directivo del club tratan de profesar «amor al Club Mediterráneo», estando «dispuestos a trabajar sólo con esa finalidad».

¿Cuáles son las propuestas que pondrá en marcha si es presidente?
Desde nuestro equipo queremos fomentar, por supuesto, el deporte mejorando notablemente las instalaciones de las que disponemos para que los socios disfruten de ellas. También queremos poner en marcha la adquisición de embarcaciones para que desde el club se practiquen cómodamente la vela y el remo y de aquellos otros deportes que se practiquen en este club y que demanden los socios desde su casa. La masa social es una familia, familia que debe estar bien avenida y para ello trataremos de conseguir para ella espacios más amplios para la comodidad de niños y padres. Respecto al futuro, nosotros queremos seguir evolucionando día tras día para consolidar el prestigio del club en la ciudad, que ha llevado recientemente al Ayuntamiento de Málaga a conceder la medalla de oro de Málaga.

¿Cuáles son los aspectos que considera que deben mejorar en el Club Mediterráneo?
Creo que es necesario seguir movilizando el club social, dando cabida a los casi 3.000 hijos de socios que son, a fin de cuentas, el futuro de la entidad. También considero que es necesario seguir avanzando la terminación de los edificios de la Marina, uno que está a punto de terminarse y otro que debemos iniciar en un plazo de tiempo corto. Debemos mantener las políticas favorables relacionadas con la familia y el deporte, que son nuestro principal objetivo en este momento y son los motores del club. Con ello, se consolidará la situación del club acabando con la mala actividad existente, así como la gestión de la situación económica de la entidad que nunca antes ha estado en esta situación.

¿Qué diferencia su programa del de la otra candidatura?
José Agustín lleva 20 años de carrera directiva a sus espaldas. A mi juicio, estos son demasiados años. Una situación como la suya tiene pros y contras. Los pros se encuentran en la experiencia que éste ha adquirido tras tantos años de presidencia. Pero esto tiene muchos contras de acomodamiento, de repetición de errores que ya se han cometido anteriormente y no se solventan, y sobre todo, la falta de comunicación con el socio, que es, al final, quién tiene la última palabra ya que es quién disfruta de las instalaciones del club.

¿Cuál cree que es la principal diferencia entre usted y Gómez-Raggio como posible presidente en el club?
Las diferencias entre él y yo son algunas. Yo llevo sesenta años practicando deporte en este club, pero, digamos que estoy aquí viendo desde el ruedo dónde están y cuáles son las deficiencias que acarrea el espacio. Asimismo, sabiendo esto, puedo saber qué es lo que necesitan los socios, lo que exigen para el club. Una de las principales cosas que se requieren es el contacto con ellos. Necesitan que sea más fluido. No queremos en la dirección un club senior. Queremos gente normal, gente cercana. Alguien que comprenda las necesidades de los socios, los escuche y las solvente para que su estancia sea lo más cómoda posible.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp