26 de noviembre de 2018
26.11.2018
Economía

Piden una moratoria para que no se instalen grandes superficies en Málaga

IU-MpG propone que el Ayuntamiento desista de su propuesta para declarar como Zona de Gran Afluencia Turística a la capital y que se elabore un plan de choque para apoyar al comercio tradicional

26.11.2018 | 05:00
Un comercio en el Centro Histórico de la capital.

El grupo municipal de IU-Málaga para la Gente lleva una moción a la Comisión de Economía que se celebra este lunes en la que pide al equipo de gobierno que estudie la aplicación de una moratoria, limitación o una regulación respecto a la implantación de nuevas grandes superficies comerciales en la capital para evitar la desaparición de miles de puestos de trabajo de las pequeñas y medianas tiendas.

Asimismo, reclama a los grupos que apoyen una declaración del Ayuntamiento en la que se apoya a los pequeños y medianos comercios de la ciudad, con especial interés a los situados en el Centro Histórico, como «un sector generador de empleo y cohesión social y territorial»; piden la elaboración de un plan de choque donde se establezcan medidas de apoyo a los pequeños y medianos negocios, así como que se proteja a aquellos que tienen un interés histórico, social o cultural e instar al equipo de gobierno a que desista de su propuesta para declarar a la totalidad del término como Zona de Gran Influencia Turística y a la Junta de Andalucía a rechazar dicha propuesta, algo que ya sucedió el pasado jueves, cuando la Delegación Territorial de Empleo sólo permitió que sean considerados así el Centro y el Puerto durante la Semana Santa y agosto (por cuatro años).

El comercio de proximidad, expresa la federación de izquierdas, satisface «unas necesidades vitales para la ciudadanía malagueña, de tal manera que cumple una función no sólo económica, sino también social y urbanística, incluso cultural, si hablamos de librerías o tiendas de discos, que se encuentran entre las que, desgraciadamente, están cerrando».

Además, en los últimos tiempos esta estructura ha experimentado, sin embargo, notables transformaciones, trasladando la concentración espacial del comercio «a las grandes superficies, forzando una modificación en los hábitos sociales y de consumo». En Málaga, este fenómeno es especialmente notorio «con la enorme proliferación de franquicias y potenciación de grandes superficies comerciales en zonas periféricas de las grandes capitales de la Costa del Sol y en especial, en Málaga». Las modificaciones legislativas del Gobierno central, que regulan horarios y rebajas comerciales, han profundizado aún más en un marco legal que les perjudica gravemente, recordamos que son más de 165.518 los que conforman este sector a nivel andaluz y que emplean a 419.727 personas». «Se hace necesaria la acción institucional y municipal que instaure cierto equilibrio en defensa de los pequeños comerciantes y en defensa del empleo y del papel que el sector ha tenido y tiene en la configuración de nuestros barrios», aclara el grupo de IU-MpG.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook