04 de abril de 2019
04.04.2019
Sanidad

Málaga se convierte en el epicentro de la oncología privada andaluza

El nuevo centro de la compañía GenesisCare, que prevé tratar a 1.000 pacientes anuales, se muestra abierto a convenios con el SAS para cubrir posibles necesidades de la sanidad pública

04.04.2019 | 14:40
GenesisCare tiene 20 centros en España y siete de ellos en Andalucía.

El barrio de Cerrado de Calderón alberga desde principios de año 4.800 metros cuadrados de tecnología puntera para el tratamiento del cáncer. Y es que GenesisCare ha impulsado en Málaga el mayor centro de oncología privada de Andalucía, que al mismo tiempo es el primero de la compañía en España en ser considerado centro de excelencia.

Este centro trata todo tipo de cánceres. Hay 7 oncólogos radioterápicos a tiempo completo trabajando, además de personal complementario que colabora en diferentes especialidades. En cuanto a la tecnología, está encabezada por el acelerador lineal más moderno de Andalucía en el ámbito privado, el Elekta Versa HD SRS, cuya aplicación localizada está caracterizada por la precisión, un sistema de recolocación e imagen guiada hace que produzca menos toxicidad y que se reduzca el número de sesiones.

Son tres plantas enfocadas al paciente. A que se sienta cómodo y reciba el mejor tratamiento posible. «Más allá de la tecnología, que no existe mejor de la que se facilita aquí, intentamos mejorar su calidad de vida», explicó ayer el director de Operaciones y Desarrollo de Servicios de GenesisCare, Jonás Morais D'Almeida, durante la inauguración.

En la planta baja se encuentran las consultas médicas, dos salas de tratamiento radioterápico, braquiterapia, el hospital de día para los tratamientos de oncología médica o la sala de conferencias desde donde los profesionales comentan con los compañeros de Australia, de donde procede GenesisCare, los casos. En la segunda planta están los servicios adicionales que ofrece el centro y que van desde gimnasio, hasta psico-oncología, nutrición o hipertermia; aunque algunos de estos se irán incorporando progresivamente hasta final de año. Y en la tercera se encuentra el call centre. Todo está impregnado de la misma esencia: espacios luminosos, diáfanos y amables para mejorar la experiencia de los pacientes y que evitar que sientan ese efecto «sala de hospital».

Así, el centro se crea con tres premisas como máximas: «un modelo organizativo centrado en la individualización del paciente, tecnología de última generación y la asistencia multidisciplinar de profesionales con gran experiencia y prestigio», detalló el coordinador médico del centro y especialista en oncología radioterápica, Jorge Contreras. Son características que, asegura, convertirán al centro en un referente nacional.

Trabajan con todas las compañías privadas y, además, Morais D'Almeida abrió la posibilidad de realizar nuevos acuerdos con el SAS, ampliando los que ya tienen en otras provincias, para garantizar las posibles necesidades del sistema sanitario público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook