25 de abril de 2019
25.04.2019
Banca

Unicaja confía en que el acuerdo de absorción de Liberbank se decida en unas semanas

Manuel Azuaga, que presidió ayer la junta de accionistas de la entidad con la asistencia del 83,4% del capital, afirma que las negociaciones «continúan avanzando»

25.04.2019 | 12:56
Una foto de la junta de accionistas de Unicaja Banco.

Conversaciones

  • Tras más de cuatro meses de conversaciones para crear el sexto mayor banco de España con un volumen de activos de unos 96.000 millones, los negociadores deben concretar la participación futura de ambas entidades en el grupo. La semana pasada, los dos presidentes mantuvieron una reunión en la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort para exponer un esbozo de la fusión. El elemento más importante que falta por fijar es la ecuación de canje, clave para determinar el peso de Unicaja Banco y Liberbank en la entidad resultante. El peso de Unicaja en la fusión apuntaba a un 60%, aunque en la negociación, Liberbank está tratando de que ese porcentaje baje al entorno del 55%-57%. La idea inicial es que la operación pueda cerrarse en la primera mitad de este año.

El accionariado aprueba la gestión del consejo y el dividendo del 40% del beneficio neto.

La Junta General Ordinaria de Accionistas de Unicaja Banco ha aprobado este jueves la gestión del Consejo y las cuentas anuales de 2018, del primer ejercicio completo como entidad cotizada, así como el aumento en el reparto de dividendo. La entidad ha obtenido el apoyo mayoritario de los accionistas, que han refrendado la gestión en un ejercicio marcado por la culminación de la integración de EspañaDuero y por los avances en el cumplimiento del Plan de Negocio 2017-2020, en transformación digital y dinamización comercial, entre otros aspectos, adelantando a 2018 algunos de los objetivos establecidos para el período.

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, también ha hecho referencia en la junta a los contactos que Unicaja Banco mantiene con Liberbank, como se comunicó en hecho relevante el 12 de diciembre pasado, y ha señalado que "continúan avanzando" en los distintos aspectos que son habituales en este tipo de procesos.

Azuaga ha recordado que estos contactos tienen lugar en el marco del análisis de potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos los accionistas y ha comentado que "en las próximas semanas" podrían tomarse decisiones para la integración de ambas entidades, aunque de momento los consejos de ambas entididades aún no han adoptado ninguna medida.

Liberbank presentó precisamente ayer miércoles su resultados del primer trimestre de 2019, donde obtuvo un beneficio neto de 21 millones de euros, mientras que Unicaja lo hará el próximo martes 30 de abril.

Volviendo a la asamblea de Unicaja Banco, en la misma se ha comunicado que la calidad de balance y los niveles de solvencia de Unicaja Banco permiten anticipar dos años, ya para el ejercicio 2018, el porcentaje de beneficio neto destinado al pago de dividendos previsto en la salida a bolsa (40% para 2020). "Esto supone un dividendo de 3,8 céntimos por acción, frente a 2,1 céntimos abonados con cargo al resultado del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 76%", ha explicado Unicaja.

Asimismo, los accionistas han aprobado la propuesta de adaptación del número de miembros del consejo de administración, que pasa a estar constituido por 12 consejeros. La Junta de Accionistas ha contado con la asistencia, presente o representada del 83,47% del capital de la entidad.

Azuaga ha destacado que 2018 ha sido el primer ejercicio completo que Unicaja ha vivido como entidad cotizada y ha subrayado que "los análisis y pruebas de resistencia evidencian la solidez de Unicaja Banco y su posicionamiento para afrontar escenarios y retos futuros". Asimismo, ha resaltado el "intenso trabajo" de la entidad para "adaptarse a las nuevas exigencias regulatorias" que puedan afectar al sector.

El presidente también se ha referido al entorno macroeconómico en el que actualmente opera el sector bancario español, así como a las perspectivas para 2019. Ha recordado que las entidades se mueven en un contexto "complejo y cambiante", marcado por el impacto de un amplio conjunto de factores, tanto de carácter cíclico como estructural, y por la proliferación de normas que impactan en la actividad del sector bancario.

Entre los hitos más relevantes de 2018, Azuaga el proceso de renovación del consejo de administración, por finalización de mandatos, que tuvo lugar hace un año y que ha posibilitado la incorporación de Ana Bolado, Manuel Conthe y María Antonia Otero como consejeros independientes, y de Teresa Sáez como consejera dominical.

"Estas incorporaciones, junto con el resto de miembros integrantes del consejo antes de 2018, han permitido configurar un órgano altamente cualificado y diverso, con una matriz de competencias y habilidades muy completa, que aseguran el mejor análisis y una fundamentada toma de decisiones estratégicas para el futuro de nuestra entidad", ha manifestado Azuaga.

Tras la renuncia como consejero de Eloy Domínguez-Adame, que tuvo lugar en diciembre pasado, la junta de accionistas ha acordado este jueves adaptar el número de miembros del consejo, que pasa a contar con 12 consejeros, de los cuales dos son ejecutivos, cinco dominicales y cinco independientes, con un porcentaje de mujeres del 41,6%.

Por su parte, el consejero delegado de Unicaja Banco, Enrique Sánchez del Villar, ha incidido especialmente en el impulso del Plan de Dinamización Comercial. Asimismo, ha repasado los principales aspectos de la evolución financiera de la entidad en 2018, como el crecimiento del 21% de las nuevas operaciones de crédito concedidas a pymes y particulares o el refuerzo en solvencia en 0,6 p.p., con una ratio CET1 regulatoria del 15,7%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook