30 de abril de 2019
30.04.2019
Sucesos

Simulaba ser revisor de electricidad para robar en casas

Un inidividuo ha sido detenido en Marbella tras hacerse pasar por empleado para entrar en las viviendas

30.04.2019 | 05:00
Imagen de la comisaría de Marbella

Un hombre de 34 años y nacionalidad española ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional en Marbella por hacerse pasar por empleado de una empresa de electricidad para acceder a los domicilios y sustraer dinero y joyas. El arrestado elegía como víctimas a personas de mayor edad que vivían o que en esos momentos se encontraban solas en la casa.

La investigación ha permitido esclarecer cinco hurtos, uno de ellos en tentativa. en otras tantas viviendas de la localidad, según informó la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación se inició cuando una persona denunció haber sido víctima de un hurto a raíz de que un individuo hubiera realizado en su vivienda una supuesta revisión de la instalación eléctrica. A partir de esta información, los agentes realizaron varias pesquisas que les permitieron comprobar la existencia de otros hechos similares en la localidad.

Así, se estableció un dispositivo específico para la localización y detención del autor que ha finalizado con la detención, el pasado día 25 en Marbella, de un hombre al que se le atribuye la comisión de cinco delitos de hurto. Además, en el momento de su arresto, al investigado le constaban tres reclamaciones judiciales en vigor –dos por hurto y una por apropiación indebida–.

El modus operandi consistía en que el arrestado se hacía pasar por operario de una compañía de electricidad para ganarse la confianza de su víctima potencial –personas mayores que estaban solas– y acceder al interior del domicilio con el objetivo de sustraer las joyas o dinero que encontraba. Para llevar a cabo su plan, el investigado planificaba su actuación, una vez elegía el domicilio, recababa información tanto del morador como de los trabajadores de la comunidad, averiguaciones que posteriormente utilizaba para crear un vínculo de confianza con la víctima potencial.

Con la excusa de tener que realizar una revisión de la instalación, conseguía que le abriera la entrada. Durante su estancia en la vivienda, el autor entretenía a sus víctimas valiéndose de distintas artimañas como pedirles que accionaran interruptores o controlaran los enchufes y, de esta manera, conseguía deambular libremente por el interior de la casa, momento que aprovechaba para sustraer los efectos de valor que hallaba. Seguidamente abandonaba el lugar con su botín. La Policía Nacional ha recomendado una serie de consejos fáciles de poner en práctica para evitar caer en la trampa de esta modalidad delictiva. Si se encuentra con una o varias personas en la puerta de su domicilio y duda de si se trata de una revisión real o falsa, debe tener en cuenta algunas consideraciones.

Exija su acreditación y mantenga la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios deben disponer de una identificación de revisor o instalador autorizado. En los casos de revisión del gas debe saber que para el butano dicha revisión es obligatoria cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en las instalaciones. Además, generalmente la compañía con la que se tiene contratado el suministro llama al usuario con anterioridad.

En caso de duda, llame a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números de teléfono aportados por los propios operarios. «Desconfianza racional ante las personas que llaman a su puerta, ante la duda, no la abra», concretaron desde la Policía Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook