21 de octubre de 2019
21.10.2019
Inmigración irregular

Desarticuladas casi 40 bandas dedicadas a traficar con personas en el último año

El Gobierno muestra el dispositivo de recepción y acogida de migrantes en Málaga a la Junta, administración que se hace cargo de los menores

21.10.2019 | 13:38
Lucrecio Fernández, Juan Marín y María Gámez junto a mandos policiales en el puerto de Málaga.

Un protocolo que va desde el rescate a la acogida

  • Fernández y Marín conocieron los procedimientos que se activan desde el primer momento de rescate de una patera, hasta el desembarque e identificación de las personas que cruzan el Estrecho o el mar de Alborán. La visita comenzó en el Centro de Coordinación del Mando Único Operativo que se ha ubicado en Capitanía Marítima, pasando posteriormente por el Módulo de Recepción y Atención del Ministerio de Trabajo y Migraciones que gestiona Cruz Roja para ofrecer atención sanitaria y humanitaria. Este es el paso previo al Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE), un espacio policial donde permanecerán un plazo máximo de 72 horas para ser identificados. Por último, visitaron el Centro de Acogida de Emergencia y Derivación de Málaga, también gestionado por Cruz Roja, como segunda acogida y estancia temporal donde los migrantes reciben asistencia psicológica, social y jurídica hasta que se organiza su destino final.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, con la colaboración de las autoridades de Marruecos, han desarticulado en el último año hasta 38 organizaciones dedicadas al tráfico irregular de personas. Así lo ha asegurado hoy en Málaga el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, quien ha visitado junto al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, las instalaciones del puerto de la capital dedicadas la recepción y atención de migrantes rescatados en alta mar. Según ha indicado Fernández a los periodistas, esta lucha contra las mafias es una de las tres patas sobre la que se sostiene lo que ha definido como "una política de Estado" prioritaria para un país que es la frontera sur de Europa.

Las otras dos, ha añadido Fernández, son el aumento de medios materiales y humanos, tanto para los rescates en alta mar como para una atención humanitaria "digna" en los puertos en los que son desembarcados. En este sentido, ha asegurado que Salvamento Marítimo cuenta con 750 profesionales que en el último año y medio han rescatado a más de 50.000 personas en todo el litoral español. En tercer lugar, el máximo representante del Gobierno en Andalucía ha resaltado la colaboración de España con los países de origen de los inmigrantes y los de tránsito, destacando la liberación de fondos que la Unión Europea ha aportado a Marruecos para la lucha contra la inmigración ilegal. Si bien Fernández ha recordado que en 2018 se redujo a casi la mitad el número de personas que llegaron de forma irregular a través de las costas respecto al año anterior, ha advertido de que este asunto es permanente y no pasajero, por lo que el Gobierno debe planificar y adelantarse a las futuras acogidas.

El delegado del Gobierno ha mostrado a Juan Marín tanto las instalaciones como los procedimientos que se activan desde el primer momento de rescate, hasta el desembarque e identificación de las personas que casi a diario arriesgan su vida atravesando el Estrecho procedentes de costas africanas. No obstante, la Junta de Andalucía es la administración que tiene la competencia en la tutela de los menores extranjeros que entran en el país de forma irregular. El vicepresidente del Gobierno andaluz se ha referido a la gran importancia de la coordinación entre administraciones. «Es la base para la ejecución de una política migratoria eficaz», indicó antes de añadir que es preciso poner todos los recursos materiales y humanos para que se pueda mejorar.

Marín ha agradecido la impecable labor de las Fuerzas de Seguridad y a las Organizaciones No Gubernamentales que trabajan desde que se identifica a una embarcación hasta que se trae a puerto y el proceso por el cual estas personas empiezan a ser atendidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook