18 de noviembre de 2019
18.11.2019
Universidad

La Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mayor rigurosidad en su gestión

La institución académica no cumple las medidas de seguimiento y control de morosidad

18.11.2019 | 13:31
Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mayor rigurosidad en su gestión.

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha hecho este lunes público el informe de fiscalización de la Universidad de Málaga (UMA) correspondiente al año 2016, proponiendo mejoras en la gestión de la institución académica y que se avance en la implantación "efectiva y definitiva" de un sistema de control de costes o contabilidad analítica.

Según el informe, la unidad de control interno de la UMA tiene que realizar sus funciones y dejar constancia de las actuaciones ejecutadas, "haciéndola depender del Consejo Social, y no de la Gerencia, para garantizar su independencia".

Así, plantea también que se elabore un anexo al presupuesto anual que contenga los elementos necesarios para analizar la eficacia, eficiencia y economía de la gestión de la UMA. Por ello, como medida para facilitar dicho análisis se pide contar con el sistema de control de costes.

También aconseja la Cámara de Cuentas "mayor rigurosidad en la gestión, tramitación y aprobación" de expedientes de modificación presupuestaria, "justificando el impacto sobre objetivos fijados y, en particular, al de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera".

En materia de contratación, recomienda adoptar medidas para dotar y custodiar los documentos que han de contener los expedientes, "para facilitar el control, seguimiento y comprensión de los hechos transcurridos y muestre una elevada disposición por cumplir el principio de transparencia".

Fraccionamiento de contratos

Además, la institución cameral aboga por que la UMA realice una valoración previa de las necesidades que tiene para que, si resultan ser periódicas y continuadas en el tiempo, se opte por la licitación de un expediente de contratación no menor, "evitando así la concatenación de distintos contratos menores para cubrir las mismas necesidades e incurrir en el incumplimiento de la norma por fraccionamiento de contratos".

También habría que elaborar un manual de procedimientos y funcionamiento que identifique las tareas y pasos a realizar, así como las responsabilidades de cada puesto implicado en la tramitación de estos expedientes.

En personal, aboga por implantar las medidas necesarias que permitan elevar los niveles de representación de la mujer en los colectivos de órganos que han de someter su composición a procedimientos electorales.

Mientras tanto, respecto al personal docente e investigador, se insta a la incorporación de su relación de puestos de trabajo en el presupuesto aprobado, así como a la implantación de controles de asistencia y presencia.

En materia de subvenciones, se aconseja la aprobación de un plan estratégico para todas las ayudas y el desarrollo e implementación de bases de datos que permitan una mejor gestión, seguimiento y control de las subvenciones, incluidas becas y otras ayudas.

La Cámara de Cuentas de Andalucía, antes de emitir sus recomendaciones, señala que hasta el 14 de mayo de este año, fecha de la aprobación de los nuevos estatutos por parte de la Junta de Andalucía, la UMA no había llevado a cabo "ninguna modificación ni actualización de los anteriores, aprobados en abril de 2003, incumpliendo los plazos para su adaptación".

Incluso, apunta que la Universidad aprobó su presupuesto "excediéndose del plazo establecido": "Hasta ese momento fue prorrogado del ejercicio anterior sin que conste resolución del rector que decretara la citada prórroga". Unas cuentas que, además, salieron adelante "con un déficit de operaciones corrientes, financiado con ingresos de operaciones de capital, mostrando una inadecuada clasificación y destino de los fondos".

Refleja también el informe incidencias en tramitación y aprobación de modificaciones de crédito, con expedientes que salieron adelante "con posterioridad al cierre del ejercicio y la incorporación de remanentes de crédito por importe superior al remanente de tesorería afectado disponible al cierre del año 2015".

La UMA, según el organismo cameral, no cumple las medidas de seguimiento y control de morosidad, revela incumplimientos puntuales en la remisión de la información contractual a la propia Cámara de Cuentas de Andalucía y la ausencia en el presupuesto de la relación de puestos de trabajo del personal docente e investigador con el contenido mínimo exigido.

Apunta, asimismo, que los niveles de participación de los colectivos por sexos en el ejercicio fiscalizado "han sido ignorados por órganos cuyas composiciones y miembros han de someterse a normativas o procedimientos electorales". Por ello, apuesta por implantar las medidas necesarias para elevar los niveles de representación de la mujer en dichos órganos.

Así, precisa la Cámara que, excepto por algunos incumplimientos y limitaciones, las actividades relativas al presupuesto y sus modificaciones, a la formulación y rendición de las cuentas anuales, a la estabilidad presupuestaria, a la contratación pública, a la gestión de los recursos humanos y a las subvenciones concedidas, correspondientes al ejercicio 2016, "resultan conformes, en todos los aspectos significativos, con la normativa de aplicación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook