14 de mayo de 2020
14.05.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
236.259
Fallecidos:
27.117
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
5.631.786
Fallecidos:
348.964
Recuperados:
2.399.230
Actualizado: 26-5-20 17:29h
Crisis del coronavirus

La UMA amplía los espacios donde examinarse de la Selectividad este curso

La UMA se adaptará al protocolo sanitario que se establezca para las pruebas de acceso a la universidad, que se celebrarán a principios de julio

14.05.2020 | 15:33
Una imagen de archivo de la Selectividad de 2017.

Las nuevas necesidades de espacio y medidas higiénicas que conllevan las normas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus ha obligado a la Universidad de Málaga (UMA) a establecer una serie de medidas enfocadas a la realización de las Pruebas de Acceso a la Universidad (Pevau), entre las que se encuentra la habilitación de una sede más en Teatinos --con lo que sumarán 18-- y cinco subsedes, repartidas en centros de la provincia.

Así lo ha decidido la comisión universitaria de la Universidad de Málaga, delegada de la comisión interuniversitaria de Andalucía, que precisa que todas las medidas que se han dispuesto hasta el momento están sujetas a la provisionalidad, en función de la evolución de la pandemia y a la espera que la Junta de Andalucía publique un protocolo que concrete las medidas sanitarias y de seguridad que se van a adoptar.

Las pruebas se llevarán a cabo en Andalucía entre el 7 y el 10 de julio, casi un mes después de lo que es habitual, debido a la suspensión de clases presenciales. Normalmente, la UMA cuenta con 17 sedes, repartidas en la convocatoria ordinaria entre la capital y varios municipios de la provincia.

Este año, en el caso de la capital, a las sedes de Teatinos se une la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Turismo, que aglutinará a los alumnos procedentes de colegios e institutos que solían realizar la prueba en los aularios del campus.

Por tanto, y a la espera del protocolo definitivo, en Málaga capital, las sedes serán: Facultad de Medicina, el Complejo de Estudios Sociales y Comercio, el Aulario López de Peñalver, la Facultad de Derecho, el Aulario Gerald Brenan, la ETSI de Telecomunicación y ETSI de Informática, la Facultad de Ciencias de la Educación y Facultad de Psicología, Filosofía y Letras, el Aulario Severo Ochoa y la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Turismo.

Ya en la provincia, habrá sedes en Torre del Mar, Arroyo de la Miel, Fuengirola, Marbella, Cártama, Antequera, Ronda y Estepona, así como cinco subsedes con distintos centros desplazados que dependerán de una sede principal.

El objetivo de la Universidad de Málaga es cumplir con las instrucciones que se envíen desde las autoridades sanitarias y educativas competentes, de forma que se pueda celebrar la prueba con todas las garantías sanitarias, académicas y de seguridad requeridas, y que merecen los estudiantes.

Se ha tenido en cuenta para ello la necesidad de descongestionar los centros que estaban más ajustados de plazas, con el fin de crear el menor trastorno posible a los alumnos.

En paralelo, y buscando reducir al mínimo las aglomeraciones, especialmente el primer día --que es el de máxima afluencia y nerviosismo--, el llamamiento a los alumnos del primer día se fija una hora antes del comienzo de las pruebas. Los estudiantes estarán citados a las 07.30 horas.

El Servicio de Acceso comunicará a aquellos estudiantes que se examinen exclusivamente de materias de admisión, que se presenten 30 minutos antes de la hora de su primer examen, en el día que corresponda, evitando así que acudan el primer día de la prueba.

También se ha acordado crear una nueva figura organizativa: "personal de apoyo a responsables de sede", para trabajar siguiendo las instrucciones de estos, en las labores relacionadas con el desarrollo de la prueba que se consideren: cartelería, organización de los llamamientos, vigilancia de las aulas de examen, etcétera.

Una vez que la UMA reciba el protocolo de la Junta de Andalucía, y de acuerdo a su contenido, se hará pública la asignación de cada centro a su sede y se enviarán instrucciones para que se difundan entre el alumnado, y que afectarán, entre otras cuestiones, a la entrega y recogida de folios, a la prohibición de compartir cualquier material de examen --bolígrafos, lápices, reglas, dispositivos electrónicos, etcétra-- o a la necesidad de ir con el cabello recogido y los pabellones auditivos despejados --que ya se debía hacer el curso pasado--.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook