31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Málaga
Sucesos

Detenido tras apalear en la Alameda a un hombre que quedó inconsciente

La llegada de la Policía Local evita que siguiera golpeándolo con una estaca de 90 centímetros. Víctima y testigos coinciden en que el ataque fue sin motivo aparente

31.07.2020 | 18:36
Varias patrullas de la Policía Local acudieron a la Alameda Principal.

Un hombre ha sido detenido este viernes en Málaga tras agredir brutalmente a otro con una estaca de madera en la Alameda Principal. La presencia de un radiopatrulla de la Policía Local que pasaba por la zona y cuyos agentes fueron alertados por varias personas evitó que el agresor continuara apaleando a la víctima, que yacía en el suelo bocabajo e inconsciente. Sólo en los pocos segundos que los agentes tardaron en recorrer la distancia entre el grupo de testigos y el punto en el que estaban el atacante y su víctima, los policías contabilizaron una decena de golpes con un objeto contundente que el primero agarraba con las dos manos, según fuentes cercanas al caso. Ambas personas son conocidas por frecuentar y pedir en la zona, por lo que inicialmente se descarta el móvil del odio.

Los hechos han ocurrido sobre las 11.40 horas en una de las vías más concurridas de la capital. Cuando llegaron hasta ambos, los agentes exigieron al agresor que tirara la estaca y que se tumbara en el suelo, a lo que accedió para ser esposado y detenido inmediatamente. Acto seguido, los funcionarios reclamaron la presencia de una ambulancia, ya que la víctima, además de estar inconsciente, presentaba una brecha en la cabeza y otras lesiones en la zona de la nariz. Antes de ser trasladado al Hospital Regional, el hombre, de 55 años, volvió en sí y aseguró a los agentes que no sabía por qué le habían agredido y que sólo recordaba un puñetazo inicial. Varios testigos corroboraron esta versión cuando en la zona ya habían llegado varias patrullas más para apoyar a sus compañeros.

Mientras el herido fue trasladado al hospital, el arrestado, identificado como un español de 48 años, fue llevado a sede policial, donde se instruyó el atestado por un presunto delito de lesiones y se comprobó que la estaca medía 90 centímetros de largo y cinco de diámetro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook