07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Opinión de Málaga
III edición

Coca-Cola impulsa el concurso 'Mares circulares'

Cofinanciado por The Coca-Cola Foundation, Mares Circulares es un proyecto para la limpieza de playas y entornos acuáticos, la sensibilización y formación sobre el reciclaje y el fomento de la economía circular en España y Portugal

07.10.2020 | 16:50
Algunos de los ganadores del certamen del año pasado.

En un arranque de curso inédito, en el que se impone encontrar el difícil equilibrio entre salvaguardar la salud y recobrar la actividad, Coca-Cola quiere reforzar la necesidad de transitar hacia una recuperación verde, basada en la economía circular para que los residuos vuelvan a convertirse en recursos y no acaben contaminando entornos naturales y mares. Para ello, Coca-Cola convoca, por tercer año consecutivo, el concurso Mares Circulares, con el que impulsa tres estudios científicos y una start-up o iniciativa empresarial que ofrezcan soluciones a la problemática ambiental generada por los residuos en entornos marinos sobre la base de principios y metodologías propios de la economía circular.

El concurso, coordinado desde la Asociación Chelonia, está abierto a investigadores y emprendedores de España y Portugal y cerrará su convocatoria el 30 de octubre de 2020. La categoría de estudios científicos tiene una dotación económica de 5.400 euros para cada investigación, mientras que la de start-up, cuenta con 5.000 euros en capital semilla.

El certamen se enmarca dentro del programa Mares Circulares, un proyecto en red impulsado por Coca-Cola en España y Portugal y cofinanciado por The Coca-Cola Foundation, para la limpieza de costas y mares, la sensibilización sobre el reciclaje y el fomento de la economía circular. Coca-Cola, siguiendo su estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental 'Avanzamos', avanza así en sus esfuerzos por contribuir a la conservación del planeta y en su compromiso de recoger y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercializa. De este modo, no solo trabaja en mejorar el diseño, fabricación y distribución de sus envases para que tengan la menor huella ambiental posible, sino para que, al finalizar su vida útil, puedan ser reciclados y reutilizados, convirtiéndose en nuevos recursos.

La II edición del Concurso Mares Circulares, por su parte, premió tres estudios científicos. Madrid Internet of Things Institute por su proyecto que promueve el uso de contenedores inteligentes de plástico en playas y busca un enfoque más específico de separación de residuos, explorando su aceptación por parte de los usuarios de las playas y la sociedad civil. El segundo premiado fue el departamento de Educación e Investigación del Acuario de Zaragoza, con un estudio sobre la detección de microplásticos en la ictiofauna dulceacuícola aragonesa. Los plásticos no se biodegradan sino que se van fragmentando por la acción de la luz, el calor, etc. en pequeñas partículas que pueden ser ingeridos por los seres vivos. Por último, el departamento de Química Inorgánica e Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba fue galardonado por un estudio para convertir los lodos extraídos del tratamiento de aguas residuales en carbón activo. El proyecto pretende reducir y reciclar dos subproductos de las EDAR (Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales) mediante el uso de biofiltros para eliminar compuestos orgánicos volátiles y malos olores y lodos excedentes. Mediante técnicas de evaluación química y biológica, se propone determinar la microbiota de los biofltros para mejorar su eficacia y vida útil.

Además, la start-up Anxo Vidal Abal recibió el capital semilla con Biomares, una spin-off de la empresa ECOPLAS BARBANZA, que sustituye la utilización de materiales plásticos derivados del petróleo por materiales biodegradables y compostables en envases que se utilicen en el medio marino, como sacos y mallas de envasado de marisco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook