05 de noviembre de 2020
05.11.2020
La Opinión de Málaga
Analistas Económicos de Andalucía

La previsión de caída del PIB de Málaga es la mayor de toda Andalucía, y llega ya al 15,2% en el peor escenario

Unicaja empeora su vaticinio para todas las provincias andaluzas, con descensos en 2020 de al menos el 10,5% en el mejor de los casos y del 12% en el más duro - El turismo, "fuertemente afectado"

05.11.2020 | 12:20
Una playa de Málaga.

La economía de la provincia de Málaga sufrirá este año la mayor caída de toda Andalucía debido al impacto de la crisis del coronavirus, con un descenso previsto del Producto Interior Bruto (PIB) del 12,5% en el mejor de los escenarios y del 15,2% en el cálculo más pesimista si la recuperación se retrasa. Las previsiones se recogen en el informe trimestral "Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía" publicado este jueves por Analistas Económicos de Andalucía, la sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco. La entidad emitió hace un par de semanas sus cálculos relativos a la comunidad y hoy ha añadido sus previsiones a nivel provincial.

La bajada augurada para Málaga se sitúa por encima de la media regional, que oscila entre el 11,7% y el 13,9%. Los nuevos vaticinios de Analistas, además, empeoran a los realizados este pasado verano, donde, en el caso de Málaga, se auguraba un descenso de entre el 10,6% y el 14,7%.

El informe recoge unas estimaciones que apuntan a "un fuerte y generalizado retroceso" del PIB en todas las provincias andaluzas para 2020. En el escenario "más favorable", todas las provincias presentarían una caída de más del 10,5%, superando el 12% en las de Cádiz y Málaga. Pero en una situación "menos favorable", la contracción superaría el 12,5% en todas las provincias.

Según Analistas Económicos de Andalucía, en el segundo trimestre de 2020 la actividad económica habría registrado un descenso generalizado en todas las provincias, con una media regiona del -20,7%. El retroceso habría sido más acusado en las provincias de Jaén (-22,6%), Málaga (-22,0%), Córdoba (-21,6%) y Sevilla (-21,0%).

Respecto al empleo, el impacto de la crisis está siendo "muy acusado", señala la sociedad en alusión a la cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA). "La caída en términos interanuales de la ocupación ha superado el 5% en seis de las ochos provincias andaluzas. No obstante, hay que recordar que estas cifras de empleo incluyen a los trabajadores afectados por ERTE con suspensión de empleo", ha comentado.

"La intensidad del ajuste del empleo se refleja, asimismo, en la evolución de la afiliación a la Seguridad Social. En el acumulado de enero a agosto el número de trabajadores afiliados en Andalucía ha disminuido un 2,8% en términos interanuales, y de forma más acentuada en las provincias de Jaén, Málaga, Córdoba y Cádiz", ha añadido.

En el informe se menciona que la evolución del sector turístico se ha visto "fuertemente afectada" por la situación de pandemia. En este sentido, en Andalucía, el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros ha descendido un 62% entre enero y agosto respecto al mismo periodo de 2019, con descensos en todas las provincias. En particular, en los meses de julio y agosto, la demanda hotelera ha disminuido en términos interanuales de forma generalizada, siendo más pronunciado el descenso respecto a la media andaluza (-51,7%) en Sevilla, Córdoba, Granada, Almería y Málaga.

En el documento se recuerda que la economía mundial ha experimentado "una contracción sin precedentes en la historia reciente", como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Según estimaciones de la OCDE, en la primera mitad del año el PIB mundial habría disminuido más de un 10% con relación a finales de 2019, viéndose particularmente afectadas las economías más dependientes del turismo y otras actividades del sector servicios con una mayor interacción social, como es el caso de España.

En cuanto a las previsiones de crecimiento para la comunidad andaluza, se estima que en 2020 el PIB regional podría descender entre un 11,7% y un 13,9%, y que para 2021 se registraría un crecimiento del 6,7%, que podría ser del 5,4% en un escenario menos favorable.

"En este sentido, la incertidumbre continúa siendo elevada y las perspectivas económicas se encuentran muy condicionadas por la evolución de la pandemia y las medidas de contención", ha puntualizado.

Tras el relajamiento de las medidas de contención de la pandemia, la actividad económica se ha recuperado parcialmente. Para el conjunto de 2020, la OCDE prevé un descenso del PIB mundial del 4,5%, frente a la bajada del 6,0% estimada el pasado junio, debido, principalmente, a una mejor evolución de lo previsto en el primer semestre del año en China y EEUU. Para el conjunto de la Zona Euro la caída estimada se situaría en torno al 8%.

En lo que respecta a la economía española, en el segundo trimestre la contracción del PIB ha sido del 21,5% en términos interanuales (-14,7% en la Zona Euro), con un descenso superior al 25% en el consumo de los hogares, la inversión y las exportaciones, según las cifras de la Contabilidad Nacional Trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para el conjunto de 2020, el Banco de España estima una caída del PIB del 10,5%, que alcanzaría el 12,6% en un escenario más desfavorable. En 2021 la tasa de crecimiento llegaría al 7,3%, en el escenario más optimista, y al 4,1%, en el menos optimista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook