06 de noviembre de 2020
06.11.2020
La Opinión de Málaga

El Club Empresarial IH Málaga cumple su primer año de actividad

Conchi Domínguez, una de sus socias fundadoras, hace balance de este periodo en el que un total de 150 empresas malagueñas ya están involucradas en crear conexiones que ayuden a transformar la mentalidad emprendedora

06.11.2020 | 10:15

El Club Empresarial IH Málaga es un grupo de empresas, pymes y autónomos de nuestra ciudad que han unido fuerzas a través del networking para crear conexiones, dar a conocer y desarrollar iniciativas responsables aumentando el impacto positivo. Este club, que en el pasado mes de octubre cumplió un año de actividad, actúa como filial del Impact Hub Málaga, un ecosistema que aglutina iniciativas de innovación y una aceleradora de ideas que impactan de forma positiva en la sociedad a través de una nueva mentalidad emprendedora, y que desembarcará en Málaga en las próximas semanas. Se da la circunstancia que este Club Empresarial malagueño actúa como filial y es el único que hay en el mundo asociado a cualquiera de los más de cien Impact Hubs que hay repartidos por todo el planeta y que constituyen una de las redes más reconocidas de profesionales y empresas con valores que se basan en la responsabilidad que generan impacto global a partir de acciones locales. Málaga será la quinta ciudad española que albergará una comunidad de este tipo tras Madrid, Vigo, San Sebastián y Zaragoza.

El trabajo de dos emprendedoras


Tras el Club Empresarial IH Málaga se encuentra la figura de dos amigas, dos emprendedoras, cómo no, que decidieron el año pasado involucrarse para traer a Málaga este espacio de networking: María Alonso y Conchi Domínguez son el alma máter de este club. La Opinión de Málaga pudo conversar con Conchi Domínguez, quien nos hizo balance de este primer año de actividad.

¿Qué es y cómo nace el Club Empresarial IH Málaga?

Nace de un proyecto que llegará a Málaga muy pronto, Impact Hub Málaga. María Alonso que es una de las impulsoras de este proyecto, me propuso hace un año que le acompañara en esta aventura. Se trataba de crear una comunidad empresarial con entornos de trabajo colaborativo a través de espacios que impulsan propuestas innovadoras y de transformación social, formada sobre todo por emprendedores, autónomos y Pymes. Organizamos un desayuno networking y logramos reunir a 80 empresarios de todos los sectores. Ahí empezó todo; la propuesta tuvo mucha aceptación; luego vinieron más desayunos, con mucho éxito todos, y ya decidimos organizar comidas porque veíamos que la cosa iba bien. Movíamos 80-90 empresas en plan profesional con un fomento muy importante de relaciones profesionales y personales con la idea final de que cerrarán acuerdos comerciales entre ellos.

¿Qué requisitos hacen falta para formar parte del Club Empresarial IH Málaga?

Ser empresario, emprendedor, o autónomo. Aunque tenemos algunas grandes corporaciones, no suele ser lo habitual en este tipo de asociaciones. De lo que se trata es fundamentalmente de estrechar relaciones personales y profesionales. Ahora mismo somos una familia con 150 miembros y estamos muy mentalizados en consumir recíprocamente los unos de los otros en esta época post confinamiento que ha traído tantos problemas, sobre todo a las pymes y a los autónomos. Admitimos a tres empresas de la misma actividad y tocamos todos los sectores productivos. Parece mentira cuando decimos que cada una de las tres empresas de la misma actividad no son competencia, pero es la realidad, las empresas colaboran y se establecen muchos vínculos de ayuda, de ahí nuestra grandeza: el ambiente es bueno y colaborativo y nunca de competencia. Hemos tenido mucha repercusión en este año de actividad ya que tenemos a muchas empresas de todas las actividades en listas de espera para poder entrar. Las empresas que están dentro tienen que pagar una cuota que consideramos simbólica, de 40 euros al mes.

¿Cómo fue el trabajo durante el confinamiento donde prácticamente se paralizó toda la actividad no declarada Esencial?

Efectivamente, el confinamiento nos sorprende habiendo constituido ya la comunidad empresarial pero no nos detuvimos. Todos los eventos que teníamos programados en esas semanas los hicimos por zoom (catas de vino, cenas, presentaciones, visitas virtuales de empresas, etc.). Hemos sido pioneras en muchas cosas y referentes a la hora de trabajar en estas condiciones tan difíciles y extrañas. Y no lo debimos hacer nada mal ya que durante el confinamiento hemos doblado prácticamente el número de socios, de 70 a 150 empresas.

Ustedes unen a empresas que, en condiciones normales, nunca trabajarían juntas ¿Cómo se consigue esto?

Se funciona muchísimo a través de los grupos de Whatsapp, muy importantes porque allí se canalizan los diferentes trabajos que van surgiendo. En los eventos que organizamos hay que ir muy dispuesto a hacer networking, es la clave del éxito. Nosotras, María y yo, conectamos a unas empresas con otras, somos los nexos de unión entre nuestros asociados. Apoyamos mucho su actividad y la hacemos visible a través de nuestras redes sociales y a través de nuestra web que, por cierto, va a ser mejorada ostensiblemente en un plazo de dos semanas. Allí tendrán las empresas más canales para dar visibilidad a su actividad.

Un balance muy positivo


¿Qué balance hacen de este primer año de existencia?
Claramente, muy positivo. Impact Hub finalmente llegará a Málaga a finales de este año o a principios del año 2021 tras superar unos problemas que surgieron por culpa del shock que produjo la incidencia del coronavirus. Desde el momento que se instalen en Málaga seremos su filial y llevaremos muchas de nuestras actividades a la Torre de Adif que está justo enfrente de la entrada de la Estación María Zambrano. Quiero destacar que no existe ningún Impact Hub del mundo, y hay más de cien, que tenga un Club Empresarial como el que se ha organizado aquí en Málaga, solo el nuestro. Esta vinculación va a permitir a nuestros socios obtener ventajas a la hora de usar los servicios de Impact Hub Málaga. A los empresarios lo que les importa es hacer negocio; ahora está la cosa aún más difícil por el tema de la crisis sanitaria y estar en nuestro club es un plus para todos ellos. Tenemos que darles mucha visibilidad y para ello ya hemos puesto en marcha nuestro proceso de transformación digital.

Y el futuro más inmediato ¿cómo lo ve?

Como siempre. Trabajando, trabajando y trabajando para seguir avanzando. Tenemos algunos eventos presenciales programados, el día 20 de noviembre celebramos un desayuno networking en la sede de EVAD. Si la cosa se pone complicada por el tema del Covid-19, tenemos un Plan B e incluso un Plan C. Trabajamos en todos los escenarios posibles.




Para más información:


Oficina: 620 00 00 60
Email: conchidominguez@clubempresarialih.es
Web

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook