10 de diciembre de 2020
10.12.2020
La Opinión de Málaga
Vídeos

Grabar vidas ganadas a pulso

El malagueño Javier España, de 28 años, está recogiendo los testimonios de mayores de Málaga, desde pescadores a sastras, en cortos que luego comparte en las redes. Uno de los casos más llamativos es el de un espetero jubilado que, desde 2012, todos los veranos acoge en su casa a un inmigrante africano

10.12.2020 | 05:00
Fotograma del corto 'Paleños de Mar' con los marengos 'El Mangué' y Salvaro.

El creador digital ya inmortalizó en un vídeo al vendedor de almendras más antiguo de Málaga, Antonio del Río Soto, 'el Almendrita', fallecido a finales de octubre a los 93 años.

Juanele confiesa frente a la cámara que cuando era pequeño «pasaba más hambre que los caballitos de los carricoches» y que durante la Guerra Civil, «cuando venían los aviones salíamos corriendo muchos y se tiraba la gente en la orilla de la mar porque ahí no tiraban las bombas, las tiraban en las casas».

La vida de privaciones de este espetero jubilado del Palo y de Manoli, su mujer, les ha enseñado a ser generosos con los que menos tienen, por eso, todos los veranos desde 2012, durante tres meses acogen en su casa a Pablo, un inmigrante africano. «Se levanta, se ducha y él ya le está preparando su bollito con aceite», cuenta Manoli de su marido.

Esta es una de las veteranas vidas recogidas en un corto que puede verse en Youtube, realizado por el joven creador digital y videógrafo malagueño Javier España, un vecino de los Montes de 28 años que, como confiesa, desde que a los 8 años tomó prestada una cámara en una boda familiar, el mundo audiovisual le apasiona.

Formado en administración y marketing digital y actualmente sin trabajo, cuenta que es autodidacta de la cámara y a esta vocación «le dedico las 25 horas del día, porque siempre estoy pensando qué vídeo voy a hacer para Málaga y su gente».

Así surgió 'Juanele el espetero solidario' , mientras que en 'Paleños de Mar' recogió, antes de la pandemia, las vivencias de dos marengos como Salvaro y El Mangué, así como de Pilar la Rinconera, que contaba que en su juventud se iba a El Candado «y me metía en las cuevas que había de asperón y con las uñas sacaba la arena, la echaba en un cubo y me iba a venderla por El Limonar para darle de comer a mis hijos».

«Cuando ven el vídeo se alegran un montón porque se le da visibilidad a personas anónimas», cuenta Javier España, que explica que «con cercanía y buenas palabras» logra que los entrevistados se abran y cuenten su vida.

Una de ellas fue la de Antonio del Río Soto 'El Almendrita', el vendedor de almendras fallecido a finales de octubre a los 93 años y del que Javier España guarda un recuerdo emocionado.

También ha grabado con su cámara a la poeta y sastra Pepi Arjona, que este año recibió el Premio 10 de la Federación Provincial de Asociaciones de Mayores.

Javier España, tercer premio del certamen de cortos 2020 por 'El biznaguero y la biznaga malagueña', quiere seguir creando y sueña con dedicarse laboralmente al mundo del audiovisual, del que tan sobradas muestras da grabando vidas ganadas a pulso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook