La Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), con el apoyo de BDO y el Málaga TechPark (PTA), ha celebrado este miércoles en Málaga un encuentro empresarial centrado en desgranar las oportunidades para empresas consolidadas y startups que surgen de la cooperación en ámbitos relacionados con la innovación, la tecnología y la transferencia de conocimiento.

El consejero de APD en la Zona sur y director general de Málaga TechPark, Felipe Romera, señaló la pujante proyección de Málaga como ecosistema de innovación referente y aseguró que el verdadero elemento diferenciador es la cooperación. "Las empresas no cooperan porque sí, lo hacen porque saben que es imposible manejar solos todo lo que está pasando. Las empresas competidoras, colaboran. Y eso es lo que transforma. Uno más uno son tres", afirmó.

Ente los últimos instrumentos lanzados para dinamizar y fomentar la colaboración entre las empresas del PTA, Romera ha citado el Málaga TechPark Execs, el club de empresas del parque, que surgió con el objetivo de reforzar ese ecosistema colaborativo y el que la Universidad de Málaga juega un papel determinante. También ha visto la luz el Instituto Ricardo Valle de Innovación, una iniciativa impulsada por el club y también por la oportunidad que suponen los fondos Next Generation.

Por su parte, Alfonso Osorio, presidente de BDO en España, destacó el "papel protagonista" de las administraciones públicas en la generación y consolidación de estos sistemas colaborativos, "creando la condiciones que favorecen la generación de empresas y la realización de nuevas inversiones". Además, el 40% de las empresas andaluzas planean contratar más trabajadores a lo largo del año y un 52% ha incrementado su plantilla en 2020, según ha revelado durante su intervención.

Según Osorio, la pujanza económica de Andalucía y, en especial, de Málaga se constata repasando el número de nuevas empresas generadas este año hasta junio en la comunidad autónoma, más de 7.800, con un incremento del crecimiento de más de un 3,3% con respecto al ejercicio anterior. "El importante incremento de profesionales independientes y autónomos es un termómetro de la pujanza de la economía de una comunidad", ha afirmado.

La vicepresidenta de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Natalia Sánchez, señaló dos grandes retos que atañen a todo tipo de empresas y organizaciones y que precisamente, por la necesidad, tienen la capacidad de retroalimentarse. Por una parte, la capacidad de adaptación o transformación inherente a cualquier entidad y, por otra, la "imperiosa necesidad" de buscar alianzas para seguir siendo competitivos, interesantes y atractivos para clientes o inversores. “Las startups son digitales, innovadoras, ágiles y proclives a asumir y gestionar riesgos. Su capacidad de estar al día en tendencias de mercado, su proximidad con el cliente, su capacidad de generar soluciones innovadoras con rapidez son algunas de las razones por las que trabajar con ellas resulta tan interesante", aseguró.

Tras el arranque de la jornada, agentes y protagonistas de una nueva generación de empresas siguieron aportando reflexiones, ideas y ejemplos relacionados con la innovación y la tecnología en entornos empresariales. Se abordaron asuntos relacionados con el emprendimiento social, la fiscalidad, la innovación industrial o el lean managment, entre otros.

La jornada contó con las intervenciones de perfiles como Javier Martín, director de Innovación Abierta de Sngular, y uno de los 40 futuristas de España según la lista de Forbes. También participó Antonio Quirós, coordinador y gerente del Polo Digital de Málaga y José María Silva, Director de BDO en Andalucía, ambos retrataron y pusieron en contexto esta nueva generación de empresas. Por su parte, José López Zamudio, director del área fiscal de BDO, repasó los puntos legales más críticos del ciclo de las startups, la negociación con los socios entre otras.

Gema Rodríguez, socia de Auditoria de BDO moderó una mesa redonda en la que los protagonistas aportaron sus propias experiencias. Participó Blanca Hermana, CEO de Denso Ten España, una de las industrias más potentes y longevas de Málaga, Manuel Lencero, uno de los fundadores de la aceleradora de proyectos sociales UnLimited que promueve una nueva cultura empresarial basada en la generación de impactos positivos para la sociedad, para la organización y para el planeta; Juan María Jurado, CEO de OWE, una innovadora y premiada plataforma digital que ayuda con la gestión de cobros y pagos, además de Rafael Alcaide, director Territorial de Vodafone en Andalucía, otra de las empresas que además de ser innovadora por su propia génisis, ha elegido Málaga entre muchas otras ciudades para establecer su centro de I+D+i. La ponencia de cierre corrió a cargo de Ángel Osuna, emprendedor y profesor y colaborador con escuelas de negocio y universidades, además de apasionado del Lean Managment.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, protagonizó junto a Susana Carillo, teniente alcalde y portavoz del Ayuntamiento, la clausura de la jornada.