Allá dónde la ciudad mediterránea muta para abrazar la montaña, en esas coordenadas cercanas a Los Montes, La Palma-Palmilla y el barrio de Ciudad Jardín, se está escribiendo el prólogo de la restauración proyectada en el Río Guadalmedina por el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía. Con la creación de un gran parque fluvial como objetivo final, se están llevando a cabo labores de desbroce y desescombro que durarán tres meses. De hecho, estas obras en el cauce del río han empezado con una serie de trabajos encaminados a retirar 3.500 toneladas de basura y escombros, así como a la eliminación de 150.000 metros cuadrados de plantas invasoras.

Así lo explicaron, durante una visita a la zona en la que ha empezado la actuación, el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, y el alcalde de la capital malagueña, Francisco de la Torre.

A juicio de Bendodo, «esta obra es el principio del final de una reclamación de los vecinos de Málaga, que ha durado demasiado tiempo».

Proyecto de restauración del cauce del río Guadalmedina.

Proyecto de restauración del cauce del río Guadalmedina. La Opinión

«Por fin, la integración del río Guadalmedina va a ser una realidad; la colaboración entre instituciones nos va a permitir cerrar una brecha que durante años tenía dividida a la ciudad en dos», aseveró el consejero.

Bendodo asoció esta colaboración entre instituciones al dicho de que «hablando se entiende la gente». «Cuando el objetivo es común, que es mejorar la calidad de vida de los malagueños, y apostar por una ciudad como es Málaga, el Ayuntamiento y la Junta han tardado nada en ponerse de acuerdo en un proyecto que lleva años, décadas, dando vueltas por los despachos de uno u otro político», afirmó el consejero.

18

Inicio de la obra para crear un parque fluvial en el cauce del río Guadalmedina Álex Zea

Durante la misma comparecencia, De la Torre expresó su «satisfacción» por el hecho de «estar viendo el comienzo de las obras» y reiteró «el marco de colaboración de la Junta y el Ayuntamiento en la nueva etapa» del Gobierno andaluz», como ya hizo el viernes cuando se firmó el convenio entre ambas instituciones.

Este acuerdo posibilitará que el tramo comprendido entre la presa del Limonero y el puente de Armiñán se convierta en año y medio en un parque fluvial y se pueda pasear entre el centro de Málaga y Los Montes. Además, hará posible un espacio forestal ubicado aguas abajo de la presa del Limonero, en la parte alta de la margen derecha del río, con una extensión de 350 campos de fútbol. Allí, se plantarán 105.000 árboles y se harán tratamientos selvícolas para disminuir el riesgo de incendios en 98 hectáreas.