La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga ya han activado formalmente la cuenta atrás para la recuperación del río Guadalmedina. En un plazo de año y medio, se ejecutarán las obras del parque fluvial en la zona norte -desde el puente de Armiñán hasta La Virreina- y mejoras que permitirían, antes de que acabe 2023, pasear desde el Centro de Málaga hasta los Montes de Málaga o el Jardín Botánico de La Concepción por sus márgenes. 

De este modo, el tramo comprendido entre la presa del Limonero y el puente de Armiñán se convertirá en un espacio fluvial para uso ciudadano. Además, otro de los objetivos repercutirá en «el gran pulmón verde» que hará posible un nuevo espacio forestal ubicado aguas abajo de la presa del Limonero, en la parte alta de la margen derecha del río, con una extensión de 350 campos de fútbol. Así, se ampliará la zona verde ya creada por el Consistorio de la capital. En este ‘pulmón’ se llevarán a cabo la plantación de 105.000 árboles y tratamientos selvícolas para disminuir el riesgo de incendios en 98 hectáreas.  

Según explicó la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, las actuaciones que durante año y medio hará la Junta con 7,6 millones de euros de inversión incluyen la retirada de plantas invasoras y de 3.500 toneladas de residuos y la posterior creación de 27 kilómetros de sendero para el disfrute de los malagueños, así como la incorporación de 300.000 metros cuadrados de espacios verdes con vegetación autóctona y un refuerzo de la seguridad para prevenir inundaciones y disminuir el riesgo de incendios. 

A su vez, se pondrá el foco en la restauración del tramo de 5,1 kilómetros del parque fluvial en las dos riberas del río, a su paso por los distritos de Palma Palmilla y Ciudad Jardín

Durante la firma de la colaboración entre ambas instituciones celebrada en la delegación malagueña del Gobierno andaluz, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sostuvo que se tratará de «mejoras que precisan de un tiempo pero se irán notando enseguida». 

«En épocas anteriores, el Guadalmedina era un tema sobre el que costaba mucho hablar con la Junta de Andalucía, parecía un tema tabú y ahora se puede hablar sin problemas y llegar a acuerdos», recordó el regidor. 

De la Torre expuso que «la presa del Limonero juega un papel fundamental en este proyecto» a la hora de controlar los caudales. Además, el alcalde se refirió a la posibilidad de materializar ahora otro sueño como el de conectar a través de otro acceso el Jardín Botánico «con un paseo que será muy bonito»

«Espero que las actuaciones de la Junta y la nuestra se vayan coordinando y den fruto lo antes posible», dijo De la Torre antes de admitir la complejidad de la actuación urbana que corresponde al Consistorio y va en la dirección contraria, desde los puentes de Armiñán y de La Aurora hacia la desembocadura del mar. De hecho, prefirió no pronunciarse sobre la propuesta de embovedamiento que él venía defendiendo.

En virtud de lo contemplado en el convenio para la actuación en la zona norte, el Ayuntamiento invertirá 1,8 millones en la instalación del alumbrado y del sistema de riego para la nueva vegetación en el tramo de 5,1 kilómetros y en la conexión del paseo de la margen izquierda con el Jardín Botánico. El protocolo también asigna al Consistorio capitalino otro gasto de 300.000 euros para la conservación y el mantenimiento de las actuaciones que ejecutará la Junta. 

Asimismo, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Andalucía, el malagueño Elías Bendodo, manifestó que «este protocolo de actuación en el río Guadalmedina va a atender una demanda histórica».

Al mismo tiempo, el consejero se refirió al compromiso de que el convenio no se firmara hasta que hubiesen comenzado las obras, iniciadas hace unos días en la zona norte para crear un gran parque. «Los que somos de Málaga y llevamos desde que éramos chicos escuchando soluciones para el Guadalmedina, sabemos de la importancia de este acto», añadió.

6

Firma del convenio para la restauración del cauce del río Guadalmedina en Málaga Álex Zea

Igualmente, la consejera Carmen Crespo señaló que el Guadalmedina «es fundamental para la ciudad desde el punto de vista de la seguridad y el urbanismo». «Hay que tener un protocolo muy establecido para la presa del Limonero, por las avenidas de agua que puedan producirse y atenuar las consecuencias de las situaciones de Dana», agregó.

Crespo reiteró que «las actuaciones también contemplan una mejora de la reforestación de los montes de Málaga». «En el último trimestre de 2023 o incluso ese verano, los ciudadanos ya podrán llegar andando desde el puente de Armiñán hasta la zona de la presa del Limonero y del Jardín Botánico de La Concepción», añadió Crespo en su condición de titular del departamento de la Junta que se encarga de las actuaciones en materia de aguas.