La Junta de Gobierno Local de Málaga aprobó ayer la segunda convocatoria de subvenciones para personas propietarias de viviendas con escasos recursos económicos. Se trata de la línea de ayudas para personas desempleadas y pensionistas residentes en Málaga con una vivienda en propiedad, con el objetivo de que puedan mantener la titularidad del derecho sobre su vivienda, así como de que se dote de las condiciones de salubridad, ornato y conservación óptimas. En esta convocatoria se destinan 1.057.000 euros y cada persona recibirá 200 euros anuales.

El primer requisito para poder optar a esta subvención pasa por tener una vivienda sobre la que se ostente algún derecho de concesión administrativa, superficie, usufructo, propiedad o copropiedad, y no podrá percibirse más de una ayuda por unidad conviviente empadronada en ella.

Asimismo, los ingresos totales de la persona beneficiaria y sus convivientes no pueden exceder el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) anual vigente para 14 pagas multiplicado por 1,7. En el caso de que el solicitante se trate de un pensionista que reciba la pensión mínima con el complemento del cónyuge a cargo, dicho complemento quedará excluido del cómputo para calcular el límite de sus ingresos.

Del mismo modo, también quedarán excluidos los ingresos que perciban los pensionistas con situación de dependencia, gran invalidez o situaciones similares para afrontar la asistencia por parte de terceros, así como las prestaciones económicas por dependencia.

Por último, los solicitantes deben tener domiciliados los tributos municipales de IBI y IVTM y, en el caso de las personas desempleadas, deberán estar inscritas en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) al menos durante 6 meses durante los últimos 12 meses anteriores a la solicitud.