Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Balance

El aeropuerto cierra la temporada con casi el 100% de su tráfico recuperado

La terminal de la Costa del Sol alcanzó en agosto cotas muy próximas a las de 2019, de medio millar de operaciones diarias y, en los cambios de quincena, con el despegue o aterrizaje de un vuelo internacional cada tres minutos y medio

Millones de pasajeros han vuelto a pasar esta temporada por una terminal aeroportuaria que se ha consolidado entre las cuatro de mayor actividad de todo el país. | L. O.

El aeropuerto de Málaga podría cerrar 2022 con cerca de 18 millones de pasajeros, al haber recuperado más del 90% de los que acumuló durante una campaña estival que para Aena se extiende de abril a octubre. A pocos días de que puedan ofrecerse los datos oficiales de la temporada, los operadores de alquileres de vehículos o los responsables de tiendas situadas en la terminal costasoleña se muestran muy satisfechos de los números de este ejercicio pese a la bajada de la rentabilidad que representa la inflación.

Así recuerdan que ya en los cambios de quincena de agosto se volvieron a los 500 vuelos diarios de antes de la pandemia. Incluso hubo días en los que despegaba o aterrizaba un avión con salida o destino internacional cada tres minutos y medio. Esa frenética actividad ha permitido también recuperar las cifras de empleo que durante la incidencia del Covid-19 casi dejó desiertos los mostradores de la terminal malagueña prácticamente durante semanas enteras.

Los agentes turísticos consultados subrayan que ha habido fines de semana con una mayor facturación que en 2019. Y las perspectivas para 2023, con la recuperación de líneas como la que conectará directamente la Costa del Sol con Nueva York, son bastante positivas. Así podrían superarse para el próximo año los 19,8 millones de viajeros y unos 145.000 aviones anuales que establecieron sendos máximos históricos justo antes de la irrupción del coronavirus.

Hace tres años se celebró el centenario del aeropuerto malagueño y se logró romper la barrera de más de 400 millones de pasajeros atendidos desde su puesta en marcha en septiembre de 1919. La pandemia rompió una tendencia muy prometedora, pero el primer semestre de este año, ya con números oficiales publicados, hizo albergar optimismo de cara a este cierre de temporada y lo que se avecina a partir de enero.

Durante los primeros seis meses de 2022 se contabilizaron 8,1 millones de viajeros, que multiplicaron por cuatro los de 2021 para ese mismo periodo. Y dicho número arrojó un descenso del 11,4% sobre ese periodo en 2019. Málaga lideró la recuperación de pasajeros en Andalucía e incluso en septiembre pasado se situaba con un 91,5% del tráfico respecto a las cifras anteriores al a pandemia. Hasta el pasado 1 de octubre ya habían pasado por el aeropuerto malagueño 14,1 millones de personas, más del 90% de las que se alcanzaron de enero a septiembre de 2019.

Acerca de las cifras en el segmento del alquiler de vehículos, Málaga se encuentra junto a las islas en la recuperación del volumen de pasajeros. De hecho, Aena prácticamente duplicó en la primera parte de la temporada sus ingresos por este segmento respecto al año anterior. Pasó de 26 a 52 millones de euros en un plazo de un año. Ha sido clave la revisión de los contratos que terminaban este mes de octubre, así como que haya habido más cifras de ventas este año que en 2019.

Una importante novedad de la temporada que acaba en una semana es la relativa a la apertura de nuevos espacios en la terminal malagueña. Con la recuperación de la normalidad se ofrece ahora a los pasajeros la denominada Sala del Silencio, que surge como nueva oportunidad de relajación mientras los usuarios esperan sus vuelos.

Dicho espacio se encuentra ubicado al principio del muelle C, a la izquierda, antes de la puerta de embarque C30, y cuenta con dos niveles. «Un jardín vertical de musgo, un panel solar, gradas de asientos relajantes o un muro de agua que invita a la serenidad son algunos de los ingredientes que harán la espera del viajero más plácida», como detalló Aena al ponerla en marcha. Son mejoras que se unen a la polémica reapertura de los vuelos directos a Nueva York.

Ha sido el debate de cierre para la temporada que ahora termina, al quejarse ante la Junta el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, sobre un presunto trato de favor dispensado a la terminal costasoleña.

Compartir el artículo

stats