Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Mercado inmobiliario

Málaga cerrará 2022 con más de 40.000 compraventas de casas y acecha el récord del boom

La cifra de operaciones, a falta del dato de diciembre, ha crecido un 32% y, en el caso del mercado de segunda mano, sí marca ya un nuevo máximo

Una imagen de la pasada edición del salón SIMed de Málaga Álex Zea

Aunque los expertos vienen vaticinando una ralentización a corto plazo de las compras de vivienda debido a la escalada del Euribor, el mercado inmobiliario de Málaga mantiene un frenético ritmo de actividad que le llevará a cerrar 2022 por encima de las 40.000 compraventas, algo que no se veía en la provincia desde hace 15 años. De momento, los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicados ayer, reflejan que el año pasado, hasta el mes de noviembre se vendieron 39.445 casas en Málaga, con una subida del 32% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

Caber recordar que el año 2007, que marcó el cénit del famoso boom inmobiliario, se cerró con algo más de 42.300 operaciones, una cifra que podría llegar incluso a superarse en 2022 cuando, dentro de un mes, se conozca el dato definitivo de cierre.

Tan sólo Madrid, Barcelona y Alicante rebasan el nivel de ventas de Málaga registrado este pasado año.

Por segmentos de mercado, la provincia malagueña registra más de 31.000 compraventas de viviendas de segunda mano (un 41% más que el año anterior) y otras 8.300 de nueva construcción (un 6,6%). El nivel de ventas de la segunda mano supera ya de hecho al de la burbuja inmobiliaria, ya que por aquel entonces el peso de la vivienda nueva en el mercado era superior al de ahora.

Compraventa de viviendas en Málaga desde 2020 hasta noviembre de 2022

Los portales inmobiliarios siguen presagiando, no obstante, caídas moderadas en las compraventas de vivienda durante los próximos meses, cuando empiecen a reflejarse en las operaciones las subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE).

El portavoz de idealista, Francisco Iñareta, comenta que, pese a que en España las cifras de ventas en 2022 son también las más altas desde 2097, «ya empieza a haber muestras de desaceleración».

«Es muy probable que durante los próximos meses veamos cómo el mercado comienza a plegarse motivado por un cambio de ciclo y por la mayor dificultad de acceso a la financiación hipotecaria. La reducción en el número de compraventas enfriará los precios en 2023, aunque es muy poco probable que asistamos a caídas generalizadas», pronostica.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, también señala que, pese a las «cifras récord», el mercado sigue «con tendencia a moderarse, sin alcanzar aún los registros negativos», y prevé que los valores negativos llegarán «más pronto que tarde.

«Deberemos seguir dando seguimiento a estas estadísticas para verificar el momento de las primeras caídas que probablemente se produzcan a finales de año», apuntó Font.

Por su parte, la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, aseguró que el 2022 «se convertirá en el nuevo año dorado tras el boom del 2007». «La compraventa de viviendas indica que sigue habiendo una gran actividad en el mercado y un interés muy fuerte por comprar», aseveró.

Al igual que los expertos de pisos.com y de idealista, Matos también alertó de que hay que tener en cuenta que la inflación terminará «haciendo mella en el bolsillo de los hogares» y reduciendo su capacidad de ahorro, por lo que es previsible que «se modere la compraventa de inmuebles».

Compartir el artículo

stats