05 de octubre de 2005
05.10.2005
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
209.465
Fallecidos:
23.521
Recuperados:
100.875
Mundo:
Casos:
3.004.334
Fallecidos:
207.141
Recuperados:
882.816
Actualizado: 27-04-20 11:12h
SEGURIDAD | El sistema entrará en funcionamiento el próximo año y podrá extenderse a otras zonas de la ciudad

Las principales calles del Casco Histórico estarán vigiladas por 17 cámaras

05.10.2005 | 02:00
Grabación. El concejal de Seguridad y el alcalde de Málaga presentaron un prototipo de las cámaras. Arciniega

El ámbito de grabación será de seis calles y dos plazas, con una superficie estimada de 15.000 metros cuadrados y 300 comercios. La Policía Nacional se encargará de su control.

Las calles del Centro estarán vigiladas por 17 cámaras de vídeo, que cubrirán un área de 15.000 metros de las calles Larios, Especería, Strachan, Méndez Núñez y Calderería, así como de las plazas de la Constitución y Uncibay.
La Policía Nacional será la encargada de controlar las grabaciones y su almacenamiento durante el plazo máximo de un mes, tras lo cual se destruirán si no contienen ningún delito.
Este proyecto era muy demandado por los comerciantes y vecinos del Centro, que estiman el valor disuasorio de la videovigilancia para la comisión de los delitos. De hecho, el área en el que se van a instalar las cámaras agrupa a unos 300 comercios.
El centro de operaciones del sistema se encontrará en la Comisaría de la plaza de la Merced, donde ya se habilitó un espacio donde acoger las unidades de grabación de las imágenes y los monitores.
El presupuesto de este proyecto ronda los 300.000 euros, que financiarían la adquisición de las cámaras y todo el sistema de grabación y almacenamiento provisional de las imágenes. No obstante, el área de Comercio cuenta con un presupuesto total de 840.000 euros, con idea de ampliar el número de cámaras si la experiencia es positiva.
La concejala de Comercio, Purificación Pineda, explicó que el proyecto global incluye 67 cámaras en el Centro, aunque lo que ha recibido el visto bueno del TSJA es la primera fase, con 17 cámaras, que servirán para estudiar el sistema y sus posibles beneficios.
La legislación establece una serie de medidas preventivas para las grabaciones, como el límite de un mes para su almacenamiento máximo, que no incluyan sonido o la orientación de las cámaras hacia la calle, para preservar la intimidad de los vecinos en sus viviendas.
La transmisión de las imágenes se realizará mediante fibra óptica. El sistema de cables hasta el centro de control aprovechará la infraestructura del alumbrado público, de donde también se obtendrá el suministro eléctrico necesario.
La distribución de las cámaras será de forma que haya cuatro en las calles Larios y Especería y en la plaza de la Constitución. Dos se instalarán en la calle Strachan y una en Méndez Núñez y en Calderería, que se compartirá con la plaza de Uncibay.
Hay una segunda fase preparada, que se tramitará en función del balance de las 17 primeras cámaras. Ésta, todavía muy embrionaria, incluye calles como Nueva, Cisneros, Santa María y las transversales de la calle Larios. M. F. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook