26 de septiembre de 2017
26.09.2017
Centrocampista

Recio, alarma amarilla en el Málaga CF

El capitán ya está apercibido de sanción y vuelve a acumular tarjetas por su fuerte carácter

26.09.2017 | 05:00
Recio, durante un lance del partido contra el Athletic.

Hace dos temporadas cumplió tres ciclos de amonestaciones

José Luis García del Pozo ´Recio´ se ha convertido en un jugador capital para el Málaga CF. Y no sólo porque es uno de los máximos representantes del malaguismo sobre el césped con su brazalete de capitán, sino porque es uno de los jugadores en los que más confía Míchel -el segundo que más minutos acumula- y porque también su innegable sacrificio cada partido es palpable en cada encuentro. Sin embargo, Recio sigue arrastrando un importante defecto del pasado, un lastre que le condiciona a él, y por ende al Málaga CF.

El mediocentro blanquiazul vuelve a ser uno de los jugadores que más tarjetas sufre en la plantilla. Su temperamento, su carácter y también la delicada posición que ocupa en el terreno de juego, donde está expuesto a cometer más faltas, le colocan en una posición delicada. Con el gran agravante de que este curso su participación se antoja casi vital para el Málaga CF por su liderazgo y ante la falta de recambios que puede encontrar el equipo en su posición.

Recio ya ha visto cuatro tarjetas amarillas en seis jornadas de Liga, por lo que está apercibido de sanción para el partido del Sánchez Pizjuán, que precede al duelo contra el Leganés en La Rosaleda, donde el Málaga deberá competir con todos sus efectivos. Dos de las cartulinas mostradas al malagueño hasta la fecha son por protestar, lo que indica que son fácilmente salvables o evitables. La primera tarjeta llegó ante el Girona en la jornada 2 por «derribar a un contrario en la disputa de un balón». La segunda, ante la UD Las Palmas en la jornada 3 por «sujetar a un adversario». La tercera, sin embargo, llegó en el minuto 89 en el Wanda Metropolitano por «protestar un de las decisiones arbitrales». La cuarta también se consumó ante el Athletic por «discutir con un contrario sin llegar a insultos ni la amenaza».

Recio es reincidente en este sentido. El curso pasado, pese a que estuvo mucho tiempo lesionado, acabó con nueve tarjetas amarillas. Pero en el curso anterior sufrió 16 amonestaciones, lo que implica tres ciclos de sanción. Demasiadas para un jugador tan importante en el Málaga CF esta temporada. Un lujo que el conjunto blanquiazul no se puede permitir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine