04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Opinión de Málaga
Cantera

Atlético Malagueño: el último eslabón de La Academia

Funes y Bravo, de la mano del preparador físico Lizana, trabajan a destajo para formar el mejor equipo filial posible

04.08.2020 | 21:37
Las cabezas visibles del Atlético Malagueño

"El filial tiene que ser el último eslabón de la cadena, es la parte más importante. En el filial se refleja todo el trabajo de mucho tiempo que se viene haciendo. En nuestras manos está la oportunidad de que ese trabajo que se ha hecho con los jugadores años atrás se vea reflejado en le primer equipo. Es el último paso y por eso tenemos que poner nuestro esfuerzo", con estas palabras y con ilusión máxima responde Francisco Funes, el técnico del Atlético Malagueño, cuando se le cuestiona por el objetivo del equipo.

Junto a su segundo entrenador, Francis Bravo, y el preparador físico del equipo, José Antonio Lizana, los miembros de La Academia atendieron a los medios oficiales del club de Martiricos para explicar cómo se trabaja en este nuevo proyecto que tiene como destino final el ascenso de jugadores canteranos al primer equipo.

El nuevo Malagueño de Funes y Bravo, según el entrenador, tendrá mucho del anterior que dejó Pellicer. "Vamos a tener una de las canteras más fuertes de España y eso te da la oportunidad de contar con jugadores que vienen pisando fuerte. Ya el año pasado el División de Honor hizo una gran campaña y esperamos que esos niños que suben demuestren todo lo que tienen dentro, que creo que es mucho".

Bravo destacó que espera que los jugadores tengan "ambición, ganas e ilusión por mejorar, por formar parte de un proyecto que es muy importante y, sobretodo, que vean la cercanía con el primer equipo, no solo a nivel metodológico, sino la cercanía que tienen ellos y los ejemplos más inmediatos de compañeros anteriores que han debutado con el primer equipo, que se vean reflejados en ellos".

A nivel físico, Lizana comenta que están tratando "desde métodos más analíticos a cosas más integradas, como que salgan bien al campo, vengan bien de grasa, estén en su peso ideal para que cuando empiecen estén a tope y puedan estar dispuestos para el primer equipo el día de mañana. Lo bueno es que este año tenemos un hombre de casa arriba, que lo conocemos, que tenemos mucha comunicación con él como con los preparados físicos por lo que vamos a ir de la mano y van a estar, a nivel físico, más preparados que otros años por este tema de la comunicación".

En cuanto al perfil de jugadores que se busca, Funes revela que debe ser joven, con ganas y proyección. "La idea es seguir la línea que se viene desarrollando en el Club de trabajo y filosofía porque eso será importante para dar estabilidad y sentido a lo que se está haciendo y estamos en unas condiciones inmejorables para ello", comentó.

También hizo hincapié en que el último fin del equipo es ayudar a la primera plantilla malaguista "no solo en darle jugadores, sino a nivel metodológico en todo lo que se pueda. Seguir esas líneas que puedan facilitar que cuando los jugadores suban se encuentren en un espacio natural y no tengan que adaptarse a muchos cambios. Es importante tener esa coordinación con el primer equipo y puede ser muy positivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes