27 de agosto de 2009
27.08.2009
Análisis

Chapapote en los grifos de 400 familias de Casabermeja

La causa podría ser una filtración de alquitrán en el depósito

27.08.2009 | 00:25
Casabermeja. Panorámica de la localidad malagueña.

Alquitrán en lugar de agua. Esto es lo que obtienen más de 400 familias de la localidad malagueña de Casabermeja cuando abren sus grifos, según el Partido Popular, que afirma que desde el pasado miércoles aparecen restos de una sustancia negra, similar al alquitrán, en la red de agua potable que abastece el casco urbano de la localidad.
"Hace dos años sellaron uno de los depósitos con alquitrán, y al parecer ahora está saliendo el producto con el que se cerró. En Casabermeja contamos con cinco depósitos, no obstante, el alquitrán sólo se desplaza del de Monte La Luz", confirmó el portavoz del Partido Popular, Manuel Fernández.
"Ante la alarma social generada por partidos de la oposición se han realizado dos análisis para conocer la proporción de hidrocarburos que contiene el agua, y los resultados han sido óptimos para el consumo. Uno de estos estudios lo ha hecho un laboratorio homologado y otro la Junta de Andalucía, que es la responsable de realizar las revisiones quincenales sobre la calidad del agua. Hasta el momento siempre ha aparecido todo en regla. Es más yo bebo agua del grifo", explicó el alcalde de Casabermeja, Antonio Domínguez, quien afirmó que Agua de los Verdiales ha remitido los resultados a la Consejería de Sanidad.
A esta denuncia, los populares suman los problemas en el suministro de agua que sufren regularmente los vecinos quienes no se muestran confiados de los resultados obtenidos en los análisis y beben agua embotellada.

Agua de los Verdiales. La empresa encargada de prestar el servicio de aguas a Casabermeja, Antequera, Almogía y Villanueva de la Concepción, presenta algunos problemas con sus cuentas desde hace tiempo. Actualmente cuenta con una deuda de dos millones de euros y sin posibilidad de maniobra para tomar ninguna decisión que les permita salir del atolladero económico.
Así las cosas, las decisiones se aplazan al mes de septiembre, ya que el último consejo de administración de la sociedad no pudo celebrarse por la ausencia de uno de los alcaldes de los municipios que conforman la entidad.
Cada ayuntamiento está gestionando su zona, y en el caso de Antequera, las averías que pudieran sucederse al sur del Torcal cuentan con una respuesta inmediata por parte de Aguas del Torcal. En el pleno de septiembre Antequera decidirá si continúa en la sociedad o si pasa a gestionar el agua de los habitantes de todo su término municipal a través de una única empresa municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook