02 de mayo de 2010
02.05.2010
Medio ambiente

Marbella lanza una ordenanza que multará pisar zonas verdes

La norma municipal, aprobada inicialmente por el equipo de gobierno del PP, establece sanciones de hasta 750 euros con el fin de proteger la vegetación

02.05.2010 | 02:05
El urbanismo desaforado acabó con buena parte de las áreas verdes en Marbella. P. S.

Queda prohibido pisar el césped en Marbella. El gobierno municipal del PP quiere proteger las escasas zonas verdes del municipio. Para ello, ha modificado una de sus ordenanzas, ya creada y aprobada en 2001, durante el mandato del Grupo Independiente Liberal (GIL).
En su artículo 11, el reglamento establece como "actuaciones prohibidas" el acto de caminar por zonas ajardinadas. También impide expresamente "pisar el césped, introducirse en el mismo y utilizarlo para jugar, reposar o estacionarse sobre él, cuando así esté indicado".
De este último texto, puede sobrentenderse o no, la indicación expresa de prohibición de pisar el césped de un determinado jardín. Aunque, en cualquier caso, el artículo no parece muy aclaratorio.
Sanciones. La ordenanza las considera infracciones leves. Pero advierte de la multa. "Puede ser de hasta 750 euros", especifica el artículo 40 sobre la clasificación de las sanciones.
La reincidencia la convierte en una sanción grave. Con lo cual, caminar por una zona ajardinada en Marbella tan sólo dos veces y tener la ´mala suerte´ de que un policía se percate de ello en ambas ocasiones puede suponer una multa de entre 751 y 1.500.
La preservación de las zonas verdes parece asegurada con estas nuevas normas, que la corporación municipal ha debatido en pleno esta misma semana. Lo que quizá queda en duda es su disfrute. De ahí, que no fuera apoyada por unanimidad.
"Es una declaración de intenciones, que dependerá de la interpretación de los técnicos y de su posterior aplicación", opinó para este diario el concejal socialista y miembro de Ecologistas en Acción, Javier de Luis.
Los árboles son un elemento de especial protección. El famoso corazón que los enamorados pintan con sus iniciales es sancionable. No en vano, el articulado reseña que los árboles situados en zonas verdes o viarios del término municipal no pueden talarse, podarse, arrancarse, sufrir cortes o cavidades ni cualquier otra manipulación.
No estaba en vigor esta ordenanza hace apenas unas semanas, cuando el Ayuntamiento quitó siete jacarandas en el Parque de La Constitución para construir el nuevo conservatorio. Ahora, asegura que serán repuestas.
Residentes y visitantes en la ciudad tienen la posibilidad de presentar alegaciones a este nuevo conjunto de normas que aspiran a convertirse en norma local. Por delante, quedan 30 días de exposición pública hasta su aprobación definitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine