El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande llevará al pleno de este jueves, 28 de enero, la aprobación de la suspensión de cuatro ordenanzas fiscales, como ayuda para los establecimientos comerciales del municipio, al igual que ya se hizo en 2020.

Las tasas afectadas por esta suspensión serían la de carga y descarga de mercancías, ocupación de vía pública, quioscos y mercadillo, según ha declarado el primer teniente de alcalde, Víctor Romero.

"En total suponen ayudas indirectas por más de 100.000 euros para todos los establecimientos, una cuantía similar a la establecida en 2020", ha explicado el edil.

Se trata de una de las medidas con las que el Ayuntamiento intenta paliar la situación que atraviesan los comercios alhaurinos y en particular el sector hostelero y de restauración, unas ayudas indirectas que suponen de media 500 euros por establecimiento, para ayudar a estas pequeñas empresas y autónomos, ha añadido el concejal.

El primer teniente de alcalde, Víctor Romero animó a los vecinos a seguir consumiendo en los comercios locales aprovechando la modernización de muchos de ellos que ofrecen servicio entrega a domicilio y/o recogida en establecimiento para adaptarse a la situación actual, contribuyendo así a la creación de empleo en el municipio.