Francisco Berrocal, exrecluso del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre, agradece el trato y la ayuda de sus excompañeros y los funcionarios para reinsertarse en la sociedad y ha regresado a la cárcel para dedicarles una canción de flamenco que escribió mientras estaba internado.

Berrocal, cuyo nombre artístico es D’Lena, ha vuelto este sábado a la cárcel en la que estuvo preso durante dos años y en la que aumentó su pasión por la música y el flamenco para grabar el videoclip de la canción «Volaré», un tema que pretende dar esperanza a los reclusos.

Francisco, que trabajaba de distribuidor de contratos de una marca de telefonía móvil, fue condenado en 2018 por estafa. Recibió las notificaciones del juzgado en su antiguo domicilio, en el que ya no residía, por lo que la jueza, al no obtener respuesta, dictó una orden de busca y captura.

La vida de Paco, como lo conocen sus amigos, se truncó en septiembre de 2018 cuando ingresó en el centro penitenciario y comenzó una pesadilla de la que no se podía despertar, a pesar de sus intentos por evadirse de la realidad. Una vez dentro, el malagueño, de 48 años, preguntó a su nueva abogada cómo podía salir de la prisión, a lo que ella le respondió «sácate tú», unas palabras que calaron en Francisco, que comenzó a reunir méritos y a realizar cursos de cocina, de empresariales y de informática y obtuvo el carnet de manipulador de alimentos.