Nos tuvo en vilo durante casi una semana. Los bañistas de las playas, llenas por aquellos tiempos, no dejaban de sorprenderse por el impresionante espectáculo. A sus espaldas el incendio más virulento conocido hasta el momento en la provincia de Málaga y, frente a estos bañistas, hidroaviones en fila que con una sincrónica coreografía, recogían agua del mar ante la desesperación de los diferentes efectivos que participaban en la que fue una muy difícil tarea de control, y más tarde, de extinción del desafortunado incendio de la Sierra Bermeja.

El verano acabó en llamas, con mucha preocupación por el patrimonio forestal que eliminó casi 8.400 hectáreas. Poco a poco las noticias sobre la Sierra Bermeja se han ido apagando como aquel fuego que se inició en la tarde del 8 de septiembre en Jubrique y que según los expertos se convirtió en intratable por el ser humano. Tuvo que llegar la lluvia para obrar el milagro. Ahora, tras este tiempo, a los que miran la sierra calcinada les preocupa la recuperación del monte. «Nosotros estamos en el río Guadalmansa (Estepona), y, de noche, tanto clientes del restaurante como nosotros mismos no podíamos dejar de mirar a la sierra en llamas. Nos afectó mucho. Tras ser testigos de esta catástrofe decidimos diseñar alguna acción en reconocimiento de todos los efectivos y a su vez como acción recaudatoria para ayudar con lo que sabemos hacer, cerveza», relata el socio de esta marca Ignacio Garvayo.

Los propietarios de la cervecera artesanal La Catarina que, se fabrica en Estepona han creado una cerveza de edición limitada dedicada a todas las personas que participaron en las labores de extinción, cuyos costes ha sufragado uno de los socios de la marca.

Imagen de la curiosa etiqueta de La Catarina Aid.

El 10% de las ventas de esta cerveza, que lleva por nombre La Catarina Aid, se donarán a los distintos planes de recuperación de la sierra que se van a llevar a cabo en los próximos meses. En principio la marca ha puesto a la venta unos 700 litros de esta cerveza artesanal sin aditivos y sin pasteurización convirtiéndose en un producto vivo que evoluciona con el tiempo, en dos formatos, botellas de 33cl a 2,50 euros y barriles.

Para esta edición limitada «hemos creado una etiqueta simpática. Somos conscientes de la tragedia tan enorme que ha supuesto, incluso con la pérdida de una vida humana, pero el fuego fue controlado por la lluvia y eso nos inspiró con la ilustración de la etiqueta», explica Ignacio. En ella se aprecia lluvia sobre un bosque, pero de cerveza, un avión que lanza desde el cielo jarras de cerveza con las que árboles y animales brindan por el fin lo que fue aquella pesadilla, «cerveza natural para ayudar a naturaleza. Ayudar disfrutando», explica Garvayo, mientras brinda con una de ellas durante la presentación este sábado en el restaurante Cat’s Chichen, a la que asistieron miembros del Infoca, del equipo de rescate, ecologistas, amigos y vecinos de Estepona, y en la que no faltó música en directo, talleres infantiles y un market de artesanos locales.

La Catarina elabora distintas cervezas artesanales siempre con alusiones a la zona: Golden Mile, Hierro, Juanar, Tarifa

En los próximos días La Catarina llevará esta bebida a Genalguacil y a Jubrique, principales municipios afectados por el incendio y que también serán los mayores beneficiados con esta acción pro-Sierra Bermeja. En esta presentación la marca ha donado 1.000 botellas «a las muchas personas que lucharon para extinguir el terrorífico incendio de nuestra querida Sierra Bermeja».

Los botellines de esta solidaria cerveza están a la venta en tiendas locales de Marbella y Estepona, en hipermercados, en la web lacatarina.beer.es y se puede degustar en bares y restaurantes entre los que se encuentran los outlets del resort Anantara Villa Padierna que participa en esta acción a beneficio de la reforestación y conservación de Sierra Bermeja.