Incrementar la seguridad vial en todos los accesos, carreteras y vías del municipio. Ese es el objetivo marcado por el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre. En las últimas semanas, el municipio ha reforzado su seguridad vial mediante un radar y pasos inteligentes, con el fin de salvaguardar a los peatones.

A finales de abril el alcalde, Joaquín Villanova presentó un plan piloto que consistía en la instalación de pasos de cebra inteligentes en algunos de los puntos más sensibles de la red viaria local.

Estos pasos de cebra inteligentes se activan con señales lumínicas horizontales que resaltan las bandas blancas del trazado cuando el peatón está a unos 10 metros del bordillo.

Ese destello de luz alerta de forma muy clara, pero no dañina, a los conductores sobre todo en horario nocturno y a la caída del sol. El aviso lumínico será útil a la hora de poder frenar o reducir la marcha con suficiente antelación, aumentando al máximo la sensación de seguridad para los paseantes, al objeto de reducir a cero el número de accidentes o atropellos.

La idea es abordar una primera fase que afectará a tres de las zonas más transitadas por la proximidad de establecimientos de hostelería muy transitados por la juventud, como son el restaurante McDonald’s, situado al pie de la variante de la A-404, junto al polígono industrial y, frente a la urbanización La Capellanía: «Es la zona que más problemas está dando, ya que de noche no muy legible para los conductores», asegura Pablo Montesinos, concejal de Tráfico del municipio. 

El municipio también apuesta por la instalación de alumbrado público en los accesos de varios núcleos rurales. Este alumbrado está situado en los accesos y salidas de varios núcleos rurales y barriadas más alejadas que no disponían de iluminación.

Ahora, un total de unas 80 farolas LED en total iluminan el camino Número 1, camino La Máquina, camino de El Canal, camino Los Martínez, calle la Estrella y Arroyo Grajea, lugares que carecían de ella. 

El proyecto que ha presentado Villanova tiene una valoración estimada de 100.000 euros y un plazo de ejecución de un año aproximadamente, en función de los plazos necesarios para la tramitación burocrática y los permisos de instalación y prueba.

Otro de los proyectos llevados a cabo ha sido la instalación de un radar en una de las avenidas principales del pueblo. Según el concejal de Tráfico, «con este radar no existe afán recaudatorio alguno, sino generar un efecto disuasorio entre los conductores, para que respeten los límites de velocidad establecidos en este trazado urbano». Ya que la nueva normativa de Tráfico habilita tramos reducidos a 30 km/h y en algunas zonas intermedias, a 50 km/h.

«El exceso de velocidad no tiene fechas en cualquier momento puede ocurrir, en verano la población alhaurina crece sustancialmente y hay más fiesta y la gente se desinhibe. El radar es una medida preventiva y creemos que esta medida eliminará los excesos de velocidad. No se sabrá dónde está, irá cambiando de lugar» aclara Montesinos.

Este reforzamiento en seguridad vial se ha completado con el anuncio de la Junta de Andalucía, en relación al desdoblamiento de los accesos de Alhaurín a la hiperronda. Una  carretera que soporta una media diaria de 15.000 vehículos diarios. 

Este anuncio supone la  solución de la congestión de vehículos que se produce en este enlace de la A-7. Unas obras que han salido a concurso y que contarán con un coste de 1.325.678 euros, en un plazo de ejecución de seis meses una vez arranquen los trabajos. A esta actuación se añade también la licitación de las obras de ampliación de la carretera A-404 en un tramo de cuatro kilómetros entre Coín y Alhaurín El Grande con un presupuesto base de 3.344.128 euros.

Un desdoblamiento que Alhaurín de la Torre viene reivindicando desde que se construyó esta carretera. Esta acción repercutirá en el tráfico de entrada y salida, «se evitarán atascos y se dará una mayor fluidez»: «Es una obra que corresponde al Gobierno Central, pero no lo llevó a cabo» denuncia Montesinos. Por lo que ahora, tras años de reivindicación municipal, la Junta de Andalucía ha conseguido la titularidad de la carretera. 

Y adelanta que uno de los proyectos futuros más inminente es la colocación de cámaras de vigilancia que se colocarán en las entradas de urbanizaciones, para controlar la salida y entrada de coches y si es sospecho. Para nosotros la seguridad en el municipio es fundamental.