El alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, y los ediles de Educación, Loli Olmo, Juventud, Jorge Segura, y Solidaridad, Carmen Gómez, se han reunido con la directora del colegio La Milagrosa, Yaiza Benítez, y representantes del profesorado y de los padres y madres de este centro escolar de la localidad para abordar la solicitud en concierto de un aula específica para el alumnado del colegio con necesidades educativas especiales, que no tiene garantizada una atención especializada para el curso 2022-23, según informa el consistorio.

El colegio La Milagrosa ha tenido una aula especial este curso pero sufragada íntegramente con fondos propios del colegio, que ha invertido más de 40.000 euros en acondicionarla y pagar al profesorado para atender a los escolares con necesidades especiales.

La directora del colegio La Milagrosa, Yaiza Benítez, ha explicado que la Delegación de Educación autorizó el aula y manifestó su intención de aprobar el concierto con vista a los próximos cursos: "Por eso asumimos ese desembolso, pero ya no podemos seguir adelante con esta inversión". La solicitud, sin embargo, fue denegada provisionalmente hace unos meses y, a día de hoy, la Delegación de Educación "aún no ha contestado a las alegaciones presentadas por el colegio".

A 14 de junio, el centro no ha recibido respuesta, lo que ha generado la preocupación entre el profesorado, los padres y madres de los niños y niñas afectados y el Ayuntamiento.

La directora del centro explica que son cuatro niños y niñas, y para septiembre habría alguno más que quiere matricularse en el centro. Estas clases son, como máximo, de seis niños y ya estaría el cupo prácticamente completo. La directora de La Milagrosa afirma que el servicio es imprescindible para esos niños. "Si tenemos el aula autorizada, ¿por qué no nos dan una respuesta? ¿Qué va a pasar con nuestros niños y niñas, van a tener que trasladarse a otro pueblo? Esos niños llevan con nosotros desde los tres años. No es un capricho, es una realidad. No se merecen los padres una respuesta?", se pregunta Yaiza Benítez.

El centro recogió más de 8.700 firmas solicitando este aula especial. "Los niños están felices y eso es lo que importa. Aquí se les dota de herramientas para que el día de mañana puedan ser autónomos. Y seguimos a expensas de que nos den una respuesta definitiva. Hemos intentado ponernos en contacto para conocer cómo está la situación y no sabemos nada. Estamos olvidados", insiste Yaiza Benítez.

"A nivel de autonomía y de habilidades sociales han avanzado de forma muy notable. Tienen derecho a que se respete su formación y su progreso y vamos a luchar por ello, el colegio, los profesores y los padres y madres", ha explicado Kika Peral, una de las profesoras que ha trabajado con estos niños y niñas durante este tiempo.

El alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, ha explicado que desde abril no reciben respuestas a sus llamadas y ha solicitado formalmente un encuentro con la delegada de Educación, Mercedes García Paine. "Estamos en elecciones pero eso no debe parar la gestión pública. Hemos intentado saber cómo está la situación, pero nuestras llamadas no han sido atendidas durante el último mes", insistió Guerrero.

Indefensas

"Nos sentimos impotentes e indefensas", ha asegurado una de las madres, que afirma que su hijo "ha dado un cambio de 360 grados gracias a este aula de necesidades educativas especiales. Ahora es un niño feliz. Cambiar de centro y de entorno a un niño con estos problemas es una barbarie".

"Mi hijo lleva en el colegio desde los tres años y hemos comprobado que ha mejorado muchísimo desde que está este aula específica. Si le hacen cambiar de colegio ahora, supondría dar muchos pasos hacia atrás para él. Estamos dispuestas a hacer lo que haga falta para que eso no pase", expresó otra de las madres presentes en la reunión.

Actualmente, Campillos cuenta con la concesión de un aula especial en el colegio público Manzano Jiménez, a la que hay que sumar este aula del colegio La Milagrosa. "Defendemos lo público, pero no tenemos claro que el servicio de esta segunda aula se pueda prestar también en el colegio Manzano Jiménez porque no dispone de las infraestructuras que requiere un segundo aula de este tipo", ha explicado el alcalde Francisco Guerrero.

"La Milagrosa ha hecho una inversión muy importante para atenderlos y no parece muy recomendable cambiarlos de centro después de los avances que han experimentado estos últimos nueve meses. Están adaptados al centro, al profesorado y al entorno y llevan un día a día muy ordenado y muy reglado. La Administración autonómica debe ser sensible y garantizar el bienestar y el equilibrio que requieren estos alumnos", ha expuesto Francisco Guerrero.

El alcalde campillero ha dejado claro que no habilitará fondos municipales para hacer un segundo aula especial en el colegio público Manzano Jiménez. "Ya habilitamos y asumimos el desembolso del aula especial que existe en dicho colegio. De ahí nuestra preocupación y nuestro interés en recibir respuestas de la delegación de Educación", añadió el regidor campillero.

Este diario se ha puesto en contacto con la Delegación de Educación en Málaga y espera su respuesta sobre este asunto.