21 de mayo de 2017
21.05.2017
El desliz

Familias de todos los colores

21.05.2017 | 05:00

Por algún motivo que desconozco, la defensa de la familia se considera un asunto de derechas. La izquierda, responsable de ampliar este concepto y adaptarlo a los tiempos que corren, tiende a renunciar después a rematar la faena con medidas concretas que repercutan positivamente en la vida de mucha gente. Como una de las primeras verdades que se aprenden en periodismo consiste en que las casualidades no existen, cabe confrontar dos noticias de esta semana ocurridas casi a la vez: la creación de una gran Plataforma en la que una asociación de hogares monoparentales se integra junto al conservador Foro de la Familia y a la Asociación de Familias Numerosas, y el anuncio del Govern balear de que estudia equiparar los derechos de los núcleos con un único adulto responsable con aquellos que tienen tres o más hijos. Que no se lo piensen mucho. En mi pueblo se diría que al ejecutivo autonómico progresista le están sacando el pan del morral. Pasa que aparece una entidad como el Foro de la Familia, conocida por defender propuestas chiripitifláuticas como las playas libres de topless o que los niños trans no puedan hacer pis donde les dé la gana, y se abroga la defensa de las madres solteras con iniciativas parlamentarias y actitud combativa. El tradicionalismo mola, pero la realidad manda.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero dejó como herencia un mundo algo mejor al legalizar el matrimonio homosexual, una equiparación de derechos tan justa que nadie se ha atrevido a tocarla, ni siquiera sus detractores. El socialista fue también pionero en igualar en lo que a beneficios se refiere a las familias monoparentales con las numerosas, por considerar que la maternidad, o la natalidad, es un bien social que se ha de proteger (recuérdese asimismo el cheque bebé) y reconocer que los hogares de un adulto, en un 90 por ciento con mujeres al mando, presentan mayor riesgo de pobreza y dificultades de conciliación. La crisis se llevó por delante su iniciativa, que se contempló en los Presupuestos Generales del Estado de 2009 pero nunca se desarrolló por ley. Curiosamente el PP de Mariano Rajoy, que encareció los pañales de bebé al atizarles un IVA de artículo de lujo, recogió en parte el testigo de Zapatero al aprobar hace dos años un cheque para las monoparentales con dos hijos. No es gran cosa, y deja fuera a muchos hogares de un solo progenitor. Pero al menos no supone un paso atrás. Así las cosas, bienvenida a la lucha la nueva Plataforma de la Familia, sea cual sea su color.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine