13 de noviembre de 2018
13.11.2018
La Opinión de Málaga
En corto

Operación en marcha

13.11.2018 | 05:00
Operación en marcha

El intento de secesión de Catalunya lo pararon los tribunales (o fueron al menos el factor decisivo), y lo hicieron con un argumento muy sencillo: que, mientras no se cambie, la Ley está ahí para cumplirla y las fuerzas de orden para hacer que se cumpla. Un Estado de derecho, por vueltas que quieran darse a la matraca, al final no es otra cosa que eso, y un Estado de bienestar ni existe (no hay casos en el mundo) ni puede existir fuera de un Estado de derecho. Esto explica que el secesionismo irredento venga desarrollando una campaña sostenida contra el poder judicial y a los tribunales de justicia, que opera en una dimensión interior y en otra exterior, para crear el caldo de cultivo de una ulterior denuncia de falta de legitimidad de la Justicia española, y de la insuficiencia de nuestra democracia. ¿Está esto claro para todos, o aún quedan almas cándidas que no se han enterado?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog