22 de agosto de 2020
22.08.2020
La Opinión de Málaga
Tribuna

Susana Díaz quiere colaborar con Moreno Bonilla

El PP, para este otoño, ya tiene diseñado su argumentario y nadie se saldrá del mismo, ordeno y mando de Génova: No habrá apoyos al gobierno social comunista para apuntalar el PGE

22.08.2020 | 05:00
Susana Díaz quiere colaborar con Moreno Bonilla

La vuelta al cole supondrá el ejercicio político de mayor calado de los últimos tiempos. Buscar y arbitrar soluciones no parece fácil, con los gobiernos autonómicos yendo cada uno por su lado. Para mí que es cuestión de dinero, porque voluntad se les presupone. Hay 2.000 millones de euros para educación. Medios materiales y profesorado suficiente para cumplir el protocolo. La educación ha sido y es la oveja negra de este país. Datos que manejan los sindicatos señalan que el gasto en educación es similar al que había en los años ochenta. Item más: en los acuerdos para la reconstrucción aprobados en el Congreso, la educación no mereció apenas atención de sus señorías. Y así nos va, con el consejero Imbroda perdiendo el poco pelo que le queda.

Hablaba en mi artículo de la semana pasada de las calenturas de verano. No esperaba tanto. Veamos: Cayetana Álvarez la manda al paro político su otrora jefe, Pablo Casado. Y se ha ido con la boca caliente, poniendo a caer del burro a su jefe y a cuantos le rodean. Quienes opinan que Casado entra en la dinámica de la moderación, se equivocan. Casado es más duro que el pedernal. Y si no, al tiempo. Aznar, el supremo ojo que todo lo ve, está al acecho. Casado no tendrá veleidades centristas, con Vox chupándole votos y propuestas.

El PP, para este otoño, ya tiene diseñado su argumentario y nadie se saldrá del mismo, ordeno y mando de Génova: No habrá apoyos al gobierno social comunista para apuntalar el PGE, el PP no será muleta de Sánchez y sus socios. Cayetana Álvarez de Toledo, traidora; condenarla al silencio y que devuelva su acta. En el punto de mira poner a Podemos y a Iglesias. Leña al mono hasta conseguir romper al Gobierno. Pedir la dimisión de Iglesias y dejar con el culo al aire a Pedro Sánchez. Por eso ha sorprendido que Bendodo, que no es un mindundi, confía en que el PP negocie los Presupuestos con el Gobierno de Sánchez y poder demostrar que el PP es un partido «útil a los españoles». Bendodo será llamado a capítulo y si no, al tiempo.

No pasará eso con Susana Díaz, con poder y mando en Andalucía por mucho que quieran enterrarla. Susana Díaz, en meditadas declaraciones a Europa Pres, se ofrece a Moreno Bonilla para negociar el próximo presupuesto de la Junta. La maniobra de Susana Díaz es de diez. Moreno, atado por Vox al duro pesebre del voto de la ultraderecha, tendrá que dar la cara y decir si acepta o no la mano tendida de la líder de la oposición que propone unir fuerzas para sacar a Andalucía de la lamentable postración social y económica que nos ha llevado la pandemia, pero también las nefastas políticas neoliberales de la derecha andaluza, con los necesarios apoyos de la ultraderecha.

Susana Díaz, a la que en craso error, daban, dentro y fuera de su partido, por amortizada políticamente, con no pocos articulistas apesebrados (no está en la RAE, aún), alineados con la ultraderecha radical e 'indaista!' que ya le habían cantado el 'gorigori', observan y con no poca sorpresa que la expresidenta de la Junta vuelve a recuperar el pulso y la vitalidad de la que siempre ha hecho gala. Pocos dudan de la inteligencia política de Susana Díaz, capaz de sacudirse la caspa para ofrecer a Moreno un pacto, no de gobierno, pero casi, al ofrecerle la mano tendida para negociar el presupuesto por venir.

No creo posible prospere esta oferta de colaboración porque, como es sabido y está demostrado, no hay día que no le zurren la badana a la expresidenta, con acusaciones tan insulsas de que vive a la bartola. Hay medios informativos y no pocos articulistas, alineados en las tesis que sostiene Bendodo, a saber: al PSOE y menos a Susana Díaz, ni agua; no darle un respiro, atosigarla por tierra y mar. Y a seguir levantando alfombras que para eso Bendodo se las gasta como nadie. Ya lo dije: Rastreador mayor del reino andalusí. Y más cuando desde el centro operativo del nuevo PSOE andaluz, con Chiqui Jiménez Barrios a la cabeza, no van a permitir que el Gobierno andaluz siga haciendo de su capa un sayo, con decretos leyes que ocultan la manifiesta incapacidad de este Gobierno de Moreno de gobernar para todos los andaluces.

PD.- (1) Pablo Iglesias no puede estar más tiempo en silencio. Debe dar explicaciones de la supuesta caja B de Podemos. Irene Montero ha dicho que la Justicia nunca ha encontrado un «indicio de delito» en Podemos. Mejor, explicar y dar pruebas.

(2) Teresa Rodríguez, otrora líder de Podemos Andalucía, se ha echado al monte y como especialista en tierra quemada es peor que Atila porque donde pisa no nace la hierba. ¡Así está la izquierda en Andalucía!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog