14 de abril de 2019
14.04.2019
Procesión

Pollinica la primera

La Semana Santa de 2019 es ya una realidad desde la calle Parras y los primeros nazarenos, entre palmas y cera, reciben a Cristo en Málaga

14.04.2019 | 11:23
Pollinica la primera
Pollinica la primera

Pollinica la primera. La hermandad lo ha fiado todo a mantener la tradición de los primeros toques de campana a su Señor. Ha luchado y ha encontrado una solución transitoria que le obligaba a este año a aumentar su itinerario y rodear por el entorno de San Juan antes de llegar a la Tribuna. Pero, siendo así, y sí: Pollinica la primera.

Y lo fue puntual. A las 10.15 horas, en un entorno de San Felipe Neri expectante. De sonrisas, de euforia contenida y abrazos de felicitación. La Semana Santa entera pendiente de lo que estaba a punto de ocurrir.

Y con el alcalde, Francisco de la Torre, y el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, se echó a andar el Domingo de Dios.

Los nazarenos salían del patio del instituto Gaona y se incorporaban a la calle Guerrero. Porque el recorrido de este año recuperaba la bajada por Dos Aceras y Carretería. El morado y el verde se entremezclaban entre palmas y cirios. Entre vivas al Señor y guapas a la Virgen del Amparo, que al poco tiempo salía también de la casa hermandad y era bendecida por los rayos de Sol del Domingo de Ramos que por fin, y tras varios años de inestabilidad atmosférica, parecía Domingo de Ramos.

A los sones de la agrupación musical del Dulce Nombre de Granada, que se estrenaba detrás del misterio, y a los sones de "Oh pecador", el trono que recibe a Cristo en la Jerusalén malagueña ganaba los primeros metros. Estrenaba el dorado de una nueva fase de los laterales del cajillo, así como la policromía de las cartelas.

¡Qué alegría contagiosa entre todos los que veían mecerse la palmera! ¡Qué satisfacción por la espera que daba a su fin! Ya es Semana Santa al Amparo de la Virgen María. Como siempre los cofrades.

Ella, rodeada de un exquisito arreglo de orquídeas y acompañada por la banda de música de la Esperanza, venía pletórica a inaugurar la Pasión de Málaga. Una mantilla sobre su espalda y fajín hebreo en el talle. En la candelería , una de las velas maría lucía un dibujo representativo del rescate del pequeño Julen. La ciudad en la calle. El cielo azul. Sea la Semana Santa.

A los sones del "Pescador de Hombres" entraba el trono del Señor a la plaza de la Constitución estrenando el nuevo recorrido oficial desde la calle Nueva. Lo hizo muy despacio. Pétalos rojos caían sobre el misterio mientras tomaba la curva Larios abajo. Histórico. En la presidencia, sol del Domingo de Ramos, Pablo Atencia, el obispo Jesús Catalá, y las cofradías del Martes Santo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook