04 de abril de 2020
04.04.2020

La Opinión de Málaga

Crisis del coronavirus

Políticos confinados: la alcaldía como estado de ánimo

Así están viviendo estas excepcionales jornadas de confinamiento los regidores de tres municipios de la provincia: Óscar Medina (Torrox-PP), Josele González (Mijas-PSOE) y José García (Alameda-IU)

04.04.2020 | 05:00
Óscar Medina (PP), alcalde de Torrox.

­La ya de por sí intensa jornada laboral que se vive en cualquier alcaldía adquiere, en circunstancias como las actuales, la categoría de estado de ánimo. De permanente responsabilidad que obliga a estar alerta prácticamente las 24 horas del día. Así viven el confinamiento los regidores de tres municipios de la provincia: Óscar Medina (Torrox-PP), Josele González (Mijas-PSOE) y José García (Alameda-IU).

Óscar Medina (Torrox)


«Aunque las nuevas tecnologías y en especial las videoconferencias me han permitido vivir parte del confinamiento en casa, hay ocasiones y circunstancias diarias que me exigen salir a la calle para coordinar acciones de desinfección, ayudas a personas necesitadas –especialmente mayores– o actuaciones de urgencia que exigen mi presencia en esta situación cambiante que estamos viviendo. El teléfono no paraba antes y mucho menos lo hace ahora. La carga de trabajo, en unas circunstancias imprevistas y desconocidas, nos hace tener que esforzarnos aún más y dedicar más tiempo para dar la mayor seguridad a todos los vecinos. El estar también pendiente a las redes sociales es otra ventana que nos comunica con nuestros vecinos y el darle respuesta e información a través de ellas es una prioridad en estos momentos. Pero claro, durante el tiempo en casa se compagina el trabajo como alcalde con la colaboración en las tareas domésticas y ejerciendo como padre de tres pequeños. Poco tiempo tengo para aburrirme entre juegos y ayuda con los deberes. Estamos desarrollando importantes labores de desinfección por parte de los servicios operativos del Ayuntamiento y con la colaboración inestimable de los agricultores. Uno de nuestros principales recursos, además del turismo, son los hortofrutícolas, un sector que viene acompañado por la calidad humana de nuestros agricultores. También me siento orgulloso de la generosidad de nuestros vecinos con la elaboración de mascarillas, delantales y otros productos necesarios en estos momentos. Y de los voluntarios que se ofrecen para atender a las personas mayores, que son nuestra principal riqueza y que, en estos momentos, necesitan tanta ayuda y del comportamiento ejemplar que estamos demostrando quedándonos en casa. Y lo que más me preocupa, y en lo que estoy trabajando para poder salir pronto de esta situación, es apoyar a los empresarios locales, a los autónomos y a personas que se hayan podido quedar en paro. Junto a los servicios económicos del Ayuntamiento, hemos desarrollado un primer plan de medidas con rebajas de impuestos y que iremos ampliando en las medida que nos sea posible. Y, por supuesto, tenemos la fortaleza de un tejido empresarial turístico fuerte y el aliciente del Mejor Clima de Europa que, unido a unas fantásticas playas y a una ciudadanía trabajadora y responsable, nos va a ayudar a salir fortalecidos de esta difícil situación».

Josele González (PSOE), alcalde de Mijas

Josele González (Mijas)


«Estos están siendo unos días complicados en los que estamos trabajando sin descanso para resolver las necesidades de nuestros vecinos y poner en marcha medidas esenciales como la atención a nuestros mayores y dependientes o la supresión de tasas municipales de las que se van a beneficiar unas 1.500 familias, pymes y autónomos. Hemos adaptado nuestra rutina y la forma de trabajar en función de las medidas que se han ido decretando, pasando de estar prácticamente todo el día fuera a tener que alternar mi presencia en el Consistorio con el trabajo desde casa. Ni antes ni ahora hay descanso, más que nunca los representantes debemos estar a la altura y es por ello que estamos pendientes las 24 horas del día para atender a nuestros vecinos, ya que ellos son lo más importante para este gobierno municipal. Paso la mayor parte del día hasta la noche respondiendo mensajes en WhatsApp y Facebook, además de atendiendo las llamadas. Estamos priorizando las reuniones mediante videoconferencia y modificando la forma de tratar ciertos aspectos. Hemos celebrado el primer pleno online en la historia de nuestra ciudad. En cuanto a las principales preocupaciones que nos trasladan nuestros vecinos, entre ellas se encuentran la dificultad de afrontar pagos o la atención de personas consideradas de riesgo que pueden vivir solas. En este sentido, desde el primer minuto habilitamos líneas específicas de atención para el abastecimiento de fármacos y suministros de primera necesidad, realizando un seguimiento a más de 1.500 mayores. Y, además, estamos trabajando en la creación de una línea de ayuda a pymes y autónomos. Debemos pensar en iniciativas que ayuden a que la economía local se vea lo menos afectada por esta emergencia sanitaria».

José García (IU), alcalde de Alameda

José García (Alameda)


«Estamos viviendo algo excepcional, ni nuestros padres ni nuestros abuelos habían vivido algo parecido. Desde que comenzó el confinamiento, ha cambiado radicalmente mi vida personal y el funcionamiento del Ayuntamiento. Allí se trabaja en un horario reducido y no hay acceso para los vecinos. Todo se hace a puerta cerrada y la comunicación es telemática o por teléfono. Todo esto genera más trabajo, al tratarse de la administración más cercana los ciudadanos nos preguntan todas sus dudas. Les explicamos que solo se puede salir a la calle para lo que contempla el decreto. Y hay también muchas personas que se han quedado sin empleo e intentamos darle una solución a cada problemática. En la calle hay empleados que están desinfectando los lugares de más concurrencia y merecen nuestro reconocimiento. Los agricultores están colaborando en otros tratamientos y hay otras personas que se han ofrecido para la limpieza de las calles. O para hacer mascarillas y establecimientos que aportan las telas necesarias. Se ha desatado una oleada de solidaridad. Y a las ocho de la tarde, todo el mundo sale a aplaudir. Se están reviviendo lazos de vecindad que habían desaparecido. A nivel individual, paso cinco horas en el Ayuntamiento y el resto en mi casa. No salgo para nada. Allí sigo atendiendo a toda la gente a través del teléfono y las redes sociales. El alcalde debe ser ahora más alcalde que nunca y estar las 24 horas al servicio del vecino. Además, veo series y me entrego a la lectura, que para mí es algo esencial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook