13 de septiembre de 2019
13.09.2019
Luto

Fallece el gran imaginero Luis Álvarez Duarte

El que fuera autor de importantes imágenes devocionales malagueñas fue hospitalizado en el Virgen del Rocío el pasado 8 de septiembre tras sufrir un ictus

13.09.2019 | 14:06
Luis Álvarez Duarte trabaja en uno de sus proyectos.

El gran imaginero Luis Álvarez Duarte, uno de los nombres de oro de la Semana Santa andaluza e imagineros más prolíferos del panorama actual, ha fallecido hoy a los 70 años tras no poder reponerse de un ictus sufrido el pasado 8 de septiembre y que lo ha mantenido en los últimos días en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Álvarez Duarte es una figura capital en el procesionismo andaluz con una profunda y extensa obra en la Semana Santa malagueña. De hecho, fue el autor de los dos titulares de la cofradía trinitaria de la Salud, así como también salieron de su gubia la Virgen de la Merced de la hermandad de la Humildad, la Virgen de la Paloma, el Cristo de la Cena y su grupo escultórico, la Virgen de la Paz, primera imagen que ejecutó para la Semana Mayor malagueña, y la titular de la Agrupación de Cofradías, la Virgen Reina de los Cielos.

También intervino en la restauración de la Virgen de la Esperanza, a la que confirió su actual fisonomía (era hermano y consejero de la archicofradía), la Virgen del Monte Calvario, la Virgen de las Angustias del Descendimiento, la Virgen de Consolación y Lágrimas de la Sangre, una de sus primeras y más controvertidas intervenciones, la Virgen del Rocío, de la que era su imaginero de referencia, o la Virgen de Gracia.

Álvarez Duarte fue discípulo aventajado del gran de Francisco Buiza y, en Sevilla, es autor de las vírgenes de Guadalupe de Las Aguas, el Patrocinio del Cachorro, Dolores de San José Obrero, Dulce Nombre de Bellavista, Divina Gracia de Padre Pío y la Virgen del Rosario de San Pablo y los cristos de la Sed y Cinco Llagas de la Trinidad, entre muchas otras.

Nació el 22 de mayo de 1949 en el seno de una familia de San José Obrero y, con tan sólo 13 años, fue el autor de la Virgen de los Dolores de este barrio, en 1962. De hecho, se le conocía con el sobrenombre del 'Niño Imaginero'. En total, ha producido más de mil imágenes para Sevilla, Andalucía y España, así como para el extranjero. Con él, se va uno de los grandes representantes de la escuela sevillana y sus obras son fundamentales para entender la evolución iconográfica de la Semana Santa andaluza, a la que imprimió su sello único de genio.

El próximo lunes tendría que inaugurar la Semana Cultural que cada año organiza la cofradía de Los Cristinos, en Arriate, con una conferencia sobre su obra en Andalucía.

«Los ojos tienen que llamarte»

En una entrevista concedida a La Opinión de Málaga el 4 de enero de 2011, el maestro respondía así a la pregunta sobre qué debía tener una imagen en la ciudad para que llame a la devoción: "Unción religiosa. Y los ojos. Los ojos tienen que llamarte. Tiene que ser una imagen bella, con gancho. Y más aún si es para un barrio. Aunque el arte hecho con honestidad es bueno en Málaga o en cualquier otro lugar. En el norte o en el sur".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook