03 de marzo de 2019
03.03.2019
Colisión mortal

Dos muertos en una colisión en Asturias provocada por un kamikaze en sentido contrario

El causante se saltó un control de la Guardia Civil y huyó hasta chocar frontalmente con otro coche

03.03.2019 | 17:01
Dos muertos en un siniestro de tráfico en Asturias.

Un joven causó hoy un mortal accidente en el concejo asturiano de Lena tras saltarse un control rutinario de la Guardia Civil en Moreda y, en la huida, circular en dirección contraria por la autovía Oviedo-Campomanes (A-66) durante unos 3 kilómetros. En ese trayecto chocó frontalmente con otro turismo en el que viajaba un jubilado de 67 años. El impacto fue brutal y ambos conductores fallecieron en el acto.

El accidente se produjo minutos después de las siete de la madrugada. La colisión se localizó, siempre según fuentes de la Guardia Civil y Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), muy cerca de la gasolinera de Villallana. El joven que se saltó el control, Raúl S. M., tenía 23 años y era natural del concejo de Lena, pero ahora residía en Oviedo. Al escapar de la Guardia Civil, en el enlace de Ujo, cogió la entrada equivocada a la autovía, circulando hacia Lena por el carril que canaliza el tráfico en dirección a Oviedo. El kamikaze, al volante de un KIA, terminó chocando frontalmente contra un Jeep Grand Cheroke. Ambos conductores fallecieron. La otra víctima es un conocido chapista jubilado de Pola de Lena.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 7:17 horas. En el aviso se indicó que se había producido un choque entre dos coches y se creía que podía haber personas atrapadas. De inmediato se movilizó al Jefe de Bomberos del SEPA de la Zona Centro-Este y a 7 efectivos de bomberos de los parques de Mieres y La Morgal, que se trasladaron con dos vehículos primera salida y dos furgones multisocorro.

Hasta el lugar de la colisión también se desplazaron la Guardia Civil y la UVI-Móvil de Mieres, el médico y la ambulancia de soporte vital básico de Lena y una ambulancia convencional, movilizados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU). Cuando llegaron a la zona del accidente sólo pudieron comprobar que los dos ocupantes de ambos automóviles estaban fallecidos.

La Guardia Civil no inició una persecución por la A-66 para evitar males mayores. De haberse producido hubieran incrementado el peligro para el resto de conductores. En situaciones como estas en las que un vehículo se salta un control de la Benemérita y una vez esta haya recabado información suficiente como para poder dar con el vehículo huído suele suceder este tipo de acciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook