12 de junio de 2012
12.06.2012

El césped de la discordia

La UEFA se defiende de las críticas por el estado del terreno del estadio de Gdansk diciendo que se regó poco por precaución

12.06.2012 | 02:20
Detalle de las botas de Maggio e Iniesta pugnando por una pelota sobre el césped de Gdansk.

La UEFA y España no se ponen de acuerdo en la cantidad de agua que necesita el césped del estadio de Gdansk, tema que promete convertirse en un largo debate, ya que el campeón de Europa y del mundo disputará allí los dos partidos que restan de la primera fase de la Eurocopa.

«El campo está seco. Hay que mojar el campo para ver buen fútbol. Afecta al control, al pase, al dribligg... Es una pena para España. Está de vergüenza», dijo Xavi tras el 1-1 inicial ante Italia. Otros compañeros agregaron que estaba «fatal», que era un «horror». «Puaj», llegó a decir Gerard Piqué con cara de asco.

La UEFA explicó ayer que no es que no se regara el césped, sino que para evitar daños en el terreno de juego se hizo menos de lo que querían los españoles, a los que beneficia una hierba rápida para su juego de toque de pelota.

«Existía la clara intención de regar el césped tanto como fuera posible y acceder así a la petición del equipo español, pero por supuesto no hasta el punto de haber podido provocar daños en el césped», explicó ayer la UEFA en un comunicado.

«Este procedimiento se aplica en todos los partidos de la Eurocopa para encontrar un balance entre la protección de la cancha y las exigencias de los equipos participantes», agregó la UEFA.

La aclaración de la UEFA va en sintonía con lo dicho por la firma austriaca Richter Rasen, encargada del césped de los estadios ucranianos de Kiev, Donetsk y Lviv, donde de momento no hubo quejas, y que cree que el mal césped de Gdansk tiene que ver con una cuestión de costos. «La UEFA dio vía libre a Polonia para la concesión del césped. Quizás ya se arrepientan», dijo a la agencia austriaca APA Alexander Richter, jefe de la firma homónima.

En Ucrania, debido a los problemas que surgieron, el gobierno decidió asumir el asunto. «Si hay problemas, el daño a la imagen es mayor. Tampoco es un problema que la hierba cueste unos céntimos más», dijo Richter. Como España, también Holanda se quejó del césped en el estadio ucraniano de Járkov por estar demasiado alto.

En Gdansk, el césped de la firma holandesa encargada tiende a la sequedad, según Richter. «Hay hierbas que no absorben tanta agua y que pueden inundarse», dijo el experto, que explica así el cuidado que hay que tener a la hora del riego. Polonia se decantó por la hierba holandesa en lugar de por la austríaca por una cuestión económica.

«Italia no quiso regar». Por su parte Adam Olkowicz, director de torneo en Polonia de la Eurocopa 2012, dijo que el césped del Arena de Gdansk se regó «seis horas antes» y recordó que la azzurra no quiso volver a mojarlo antes del inicio del encuentro a pesar de la petición de España.

«Los españoles querían regarlo poco antes del partido de nuevo, pero tenían que estar de acuerdo los dos equipos, los italianos no accedieron y se cerró el tema», repasó Olkowicz, en declaraciones que recogen los medios de comunicación locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine